Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el consejo de ministros alcanza el acuerdo definitivo

Planas afirma que la nueva PAC recoge la postura española, incluido el "acento mediterráneo"

21/10/2020 - 

CASTELLÓ. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha mostrado este miércoles su satisfacción por el acuerdo político alcanzado por los Estados miembros en torno a la futura Política Agraria Común (PAC) 2021-2027, que se corresponde "exactamente" con lo que España había pedido. En este sentido, fue hace solo unos días cuando Planas explicó en València que la propuesta española incluía el "acento mediterráneo" de las futuras ayudas europeas al sector primario

Con el acuerdo adoptado en el Consejo de Ministros celebrado en Luxemburgo, España podrá destinar el 60% del presupuesto de pagos directos a la ayuda básica a la renta. Con ello "podremos garantizar la estabilidad de las rentas de los agricultores al nivel que habíamos previsto, de acuerdo con el análisis de necesidades elaborado por el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en colaboración con las autonomías y las organizaciones agrarias y medioambientales", ha señalado el ministro.

Y es que las características de la agricultura mediterránea, marcada por las pequeñas explotaciones, había hecho que en la última PAC muchos productores de la Comunitat Valenciana quedasen fuera de las ayudas al no alcanzar el umbral mínimo para recibirlas. Ahora se incluye el pago redistributivo enfocado en las explotaciones medianas y pequeñas "para incrementar el importe percibido en las primeras hectáreas por agricultores medianos y pequeños que más dependen de los ingresos agrarios para mantener su actividad", ha resaltado Planas a la conclusión de la reunión.

Asimismo, se mantienen los programas sectoriales como los del vino, apicultura y frutas y hortalizas, que son relevantes para España, pues representan a producciones mediterráneas destacadas. Entre ellos, y en concreto para el sector vitivinícola, se ha logrado que las autorizaciones de viñedo sean más allá de 2030, en concreto hasta 2040, demanda planteada por España y Francia.

Pactar planes estratégicos con las comunidades

De esta manera, tras el acuerdo logrado tras más de dos años y medio de negociaciones y cinco presidencias, la nueva PAC comenzará a aplicarse en 2023 y estará vigente hasta 2027. Mientras tanto se abre un periodo transitorio en el cual los Estados miembros también podrán aplicar los nuevos planes estratégicos diseñados conjuntamente con las comunidades autónomas "de acuerdo con sus necesidades y problemas específicos y que tendrá en cuenta las características particulares de nuestros diferentes modelos de agricultura. Esto nos permitirá tener una PAC adaptada a nuestra realidad, sin las rigideces que supone un modelo de talla única a nivel europeo", ha asegurado el ministro.

En estos dos años ya se aplicará el nuevo presupuesto, de 47.274 millones de euros, si bien con las reglas de la PAC en vigor. Además, la nueva Política Agraria Comunitaria será la más medioambiental de las últimas reformas y adecuada a los tiempos y demandas de la ciudadanía, con un 40% de su presupuesto destinado a objetivos climáticos y medioambientales a través de los llamados ecoesquemas: ayudas complementarias para cumplir con prácticas beneficiosas para el medio ambiente a los que irán a parar un 20% del presupuesto a partir de 2023. En los dos primeros años, denominados "de aprendizaje", los fondos que no se utilicen podrán destinarse a otras intervenciones.

El 2%, para los jóvenes agricultores

Este nuevo marco de ayudas europeas al sector primario también tiene un enfoque de género para permitir una mayor participación de las mujeres. Asimismo, los jóvenes serán más protagonistas para favorecer el relevo generacional, otro de los lastres de la agricultura y la ganadería mediterránea. Y es que al menos el 2% de los fondos deberán estar destinados a jóvenes agricultores, a través de complementos de pago en el primer pilar (ayudas directas) y ayudas a la primera instalación, que podrán alcanzar hasta 100.000 euros por joven. 

Además, reducirá los trámites burocráticos al no tener que presentar formalmente la solicitud para recibir las ayudas. Para ello se hará un uso intensivo de las nuevas tecnologías, utilizando el seguimiento de los cultivos mediante imágenes de satélite (Sentinel), que permitirán capturar directamente los datos necesarios de las solicitudes de ayuda y reducir los controles físicos sobre el terreno.
 
Alcanzado este acuerdo general de la Unión Europea, ahora comenzarán las negociaciones a tres bandas, los denominados trílogos, entre Consejo, Comisión y Parlamento europeos sobre los reglamentos comunitarios de la PAC, que deberían estar concluidas a principio del próximo año.

Noticias relacionadas

next