Hoy es 8 de mayo y se habla de

entrevista | hablan dos generaciones de la empresa especializada en maquinaria y suministros

"Ucersa ha sabido dar soluciones al desarrollo tecnológico de una cerámica que es líder mundial"

14/04/2021 - 

CASTELLÓ. La historia de Ucersa es el relato de cuarenta años en continuo crecimiento hasta situarse como una de las empresas necesarias para entender la evolución experimentada en el sector de la maquinaria cerámica dentro del clúster castellonense. Así, las claves en su nacimiento y desarrollo corren a cuenta de pioneros que, al amparo de los avances observados en la potente industria italiana en el último cuarto del siglo pasado, vieron una oportunidad de negocio que les ha permitido despuntar y colocar a este sector español como nuevo referente mundial, al abrigo de una industria azulejera nacional que no parece conocer límites. Hoy la empresa, anclada en Almassora y en una de las zonas de mayor concentración de azulejos por metro cuadrado, exhibe una de las claves que le ha permitido su desarrollo, como es "haber sabido acoplarse perfectamente al desarrollo tecnológico de un sector en constante evolución", como así aseguran sus impulsores.

Para entender qué es Ucersa y qué representa, Castellón Plaza reúne a estos pioneros que la hicieron posible -los hermanos Roberto y Francisco Vilar- y junto a ellos, a dos de los herederos de una saga que ha permitido acrecentar una empresa auxiliar muy volcada en el mercado nacional y que con una facturación anual que ronda los 13 millones de euros, cuenta a día de hoy con 38 trabajadores, además de un amplio catálogo de servicios que pasan por los suministros industriales, el mantenimiento, el servicio posventa y las soluciones vinculadas a la ingeniería. Gloria y Lucas Vilar ponen voz a esta nueva generación que ha permitido mantener el desarrollo de una empresa, que no conoce brechas de género y en la que predomina el compromiso continuo y permanente con el cliente.

Francisco y Roberto Vila, pioneros e impulsores de Ucersa, en su actual establecimiento. (Foto: Antonio Pradas)

-Pues empecemos por los inicios si les parece... ¿cómo nació Ucersa?
ROBERTO VILAR.- Ucersa nació a principios de los 80, justamente en el mismo sitio donde antes habíamos montado Seron, de la cual mi hermano y yo nos salimos para establecernos en la calle Sagunto. Montamos Ucersa y -[rememora, no sin buscar la mirada cómplice su hermano Francisco]- empezamos prácticamente desde cero con una plantilla de apenas 4 personas, cogiendo representaciones, con productos de primera clase muy necesarios para la cerámica. Sobre todo arrancamos muy fuerte con los compresores y comenzamos a hacer instalaciones en Castellón, también en Portugal. Fue cuando cogimos a una empresa muy importante para nosotros como es la Shell, con sus productos de aceites industriales. Poco a a poco fuimos creciendo y dando soluciones al desarrollo tecnológico de una industria cerámica que es líder mundial.

FRANCISCO VILAR.- De la calle Sagunto, donde contábamos con algo más de 300 metros cuadrados pasamos a la carretera de l’Alcora cuyas instalaciones, aunque eran más espaciosas, a los cuatro años, se nos hizo pequeñas. Finalmente, nos establecimos en la actual ubicación, donde ya contamos con un establecimiento con taller propio y almacén y que en sus más de 10.000 metros cuadrados dispone de un gran stock para atender las necesidades de los clientes.

-Eran cien por cien cerámicos...
Roberto V.- Así es. Todo se inició básicamente porque se dio la casualidad de yo tenía contacto con gente de Italia y Paco estaba trabajando en la Sacmi. Nos dimos cuenta que el sector estaba en expansión y en pleno cambio tecnológico. Se evolucionaba desde sistemas prácticamente manuales y entraba ya el desarrollo de nuevas máquinas que, poco a poco, iban imponiéndose en las diferentes secciones productivas, como los hornos, las esmaltadoras y, sobre todo, las prensas. Le diré que prácticamente cuando empezamos solo había prensas manuales y empezaba todo a evolucionar hacia los automatismos, a través de las hidráulicas... en fin, todo fue cambiando y se hacía de la mano de Italia, que entonces marcaba el ritmo del crecimiento y los avances tecnológicos, donde ya se invertía en I+D+i y se situaba a la vanguardia en el sector.

Francisco V.- Empezamos a colaborar con empresas italianas y nos dedicamos de manera especial a ciertos productos, como por ejemplo el tema de las correas o las bandas. No hay que olvidar la importancia que tienen y para las que nosotros trabajamos con Volta, líder en el mercado mundial con una muy alta cualificación en el sector.

Roberto V.- Digamos que el polo neurálgico de la maquinaria cerámica siempre ha estado en Italia, pero hay que decir que éste se ha trasladado a España, donde el sector ha venido creciendo de manera exponencial en estos últimos años. Esta evolución ha sido más fuerte aquí en Castellón y en cuanto a producción, en España se han dado mejores números. Es verdad que el contexto sociolaboral también ha permitido que la industria española haya podido crecer más que la italiana. Además, en los últimos años aquí se ha trabajado mucho en el ámbito de la tecnología, lo que nos ha permitido ganar posicionamiento y que ahora estemos a la vanguardia del sector.

Francisco V.- En definitiva, aprovechamos los conocimientos de nuestros amigos y socios italianos ya desde nuestros orígenes y eso nos ha permitido que ahora dispongamos de una tecnología y unos servicios punteros. Es decir, la clave ha sido que nos hemos sabido acoplar perfectamente al desarrollo tecnológico de un sector que hoy es puntero en el mundo.

-¿Qué hitos creen que han sido determinantes en la evolución de Ucersa para conocerla como la que conocemos hoy?
Roberto V.- Pues diríamos que la ampliación de las instalaciones, que estrenamos en diciembre de 1990, lo que nos permitió ampliar servicios y adaptarnos de manera más fiel a las necesidades de nuestros clientes. 

Gloria y Lucas Vilar forman parte de la segunda generación en Ucersa. (Foto: Antonio Pradas)

-¿Y qué elementos diferenciadores ofrece Ucersa con respecto al resto de empresas auxiliares?
LUCAS VILAR.- Digamos que somos una empresa de suministro atípica, no tenemos solo suministro industrial, sino que disponemos de una oficina técnica donde desarrollamos instalaciones que ofrecemos a las diferentes plantas productivas. Además, también disponemos de un amplio taller donde desarrollamos todo el mantenimiento; estamos, de una u otra manera, presentes en toda la cadena porque todo está interconectado en la fábrica. Ofrecemos un servicio permanente y envolvente para llegar a todo y hacerlo con las mejores garantías, con un servicio posventa que es muy importante.

GLORIA VILAR.- Contamos con una oficina de ingeniería propia, que es fundamental para nosotros. Si al principio Ucersa concentraba la ingeniería con los suministros, ahora el modelo de negocio y su evolución permite separar ambos ámbitos en pos de una mayor eficiencia. Estamos redirigiendo los proyectos desde su desarrollo inicial hasta que se instalan, con un servicio de mantenimiento que extendemos con el servicio posventa que se complementa con los suministros.

Lucas V.- La ingeniería nos permite, en suma, ofrecer soluciones, ganar en fiabilidad, conocimientos y también extender las posibilidades de negocio a otros ámbitos. En Ucersa somos conscientes de sus posibilidades, y desde los inicios nuestro compromiso en este tema siempre ha sido fundamental.

-¿Y cómo les ha ido, les va, con la pandemia?
Lucas V.- Pues el sector ha sabido superar con nota estas circunstancias adversas. Si la pandemia mundial ha afectado a prácticamente todo el sector, aquí la industria del azulejo ha logrado mantener la actividad, ha seguido creciendo. La construcción... las reformas especialmente se han mantenido y eso ha hecho que la demanda cerámica se mantuviera y... en cuestión de inversiones, la industria va mejor que nunca.

-Pero habrán tenido dificultades a la hora de los desplazamientos...
Gloria V.- Como todos, pero la comercialización se ha volcado en el ámbito telemático, digital… pero todo lo que es taller, servicios al cliente, mantenimiento, servicio posventa, ha ido muy bien y no se ha visto alterado de manera importante. Hemos podido trabajar en todo momento; eso sí, reforzando la seguridad y la prevención, como no podía ser de otra manera.

Lucas V.- La cerámica no ha parado y nosotros estamos metidos en proyectos relevantes que nos obligan a no parar.

Gloria y Lucas Vilar, durante la entrevista. (Foto: Antonio Pradas)

-Cómo les va en materia de empleo y formación. ¿Tienen dificultades a la hora de encontrar perfiles profesionales adecuados a su actividad empresarial?
Lucas V.- Colaboramos estrechamente con la Universidad y con los institutos y esto nos permite tener personal formado. Antes, es verdad, se cogía personal que formabas en el taller desde el principio y lo modelabas a las necesidades de la empresa, eran lo que llamábamos aprendices. Ahora, el personal viene formado, aunque es cierto que es complicado encontrar perfiles en ingeniería, por lo que desde la empresa se hace un gran esfuerzo para adaptarlos a nuestras necesidades.

Gloria V.- Cada empresa tiene sus particularidades y requiere una cualificación determinada; de ahí la dificultad de encontrar esos perfiles profesionales que a todos nos gustaría; por lo que la solución pasa por coger a este personal, formarlos e iniciar un proceso de adaptación muy necesario. Hay que señalar que la presencia de ingenieros en este sector es porcentualmente más elevada que en el resto de la industria cerámica.

Foto: Antonio Pradas

-Ucersa está en igualdad de hombres y mujeres en el consejo de administración.  Esto por lo general,  no es lo habitual en las empresas...
Gloria V.- A pesar de ser un sector de hombres, cada vez menos, siempre se ha apostado por la integración de la mujer. Hay que destacar la presencia de mujeres en la ingeniería,  pero en definitiva es cuestión de  la cualificación y la profesionalidad de cada persona.

-En cuanto a novedades, recientemente han presentado Air Cube. ¿Qué es realmente?
Lucas V.- Es un centro de aire comprimido con grandes ventajas. Hay veces que se requieren este tipo de instalaciones para acoplarlas en un lugar alejado o de manera temporal. Son compresores que están dentro de un contenedor y lo único que requiere para que funcione, es una conexión a la luz y esto basta para que que comience a funcionar. Es decir, no requiere de instalaciones previas y es enormemente eficiente y práctico.

-Ustedes en Ucersa suelen hablar de una "concepción integral del servicio"... ¿a qué se refieren?
Lucas V.- Desde los orígenes de Ucersa nuestro interés siempre ha sido llevar a cabo instalaciones dentro de fábrica y esto te permitía la posibilidad de facilitar a las empresas todo el suministro, en todas las secciones. Son ventajas importantes y los resultados son enormes.

En la oficina de ingeniería de Ucersa. (Foto: Antonio Pradas)

-O sea, complicidad, contacto directo y personal con sus clientes en todos los procesos productivos...
Gloria V.- Así es, pero sobre todo con los técnicos. Usted lo ha dicho. Es un contacto continuo y permanente que no conoce ni domingos ni festivos… Las máquinas tienen que estar listas y funcionando de manera continua y eso nos obliga a todos.

-Ustedes también se han incorporado con fuerza en todo ese mundillo que acompaña a la Industria 4.0. ¿Cómo les va?
Lucas V.- Estamos invirtiendo bastante en este asunto, porque es importante la conectividad y los aspectos que acompañan a estas cuestiones que nos determinan, en gran medida, el presente y el futuro. Prácticamente todo lo que montamos está interconectado; los datos son y serán cada día más importantes y requerirán mayores exigencias en materia del conocimiento. La digitalización es un hecho y ya venimos trabajando. Somos muy conscientes en Ucersa por que los datos nos permiten conocer a nuestros clientes, saber lo que necesitan y hacerles un seguimiento que nos permita darle las soluciones en cada momento. Te permite hacer un mejor mantenimiento y te posibilita adelantarte a los problemas para que estos no lleguen a darse. Es un avance tremendo y estamos ahí para fomentar el desarrollo tecnológico y la digitalización, porque cada día es más importante el mantenimiento preventivo.

-¿Y qué previsiones tienen para este año y el próximo?
Lucas V.- Están siendo positivas. Los grandes grupos empresariales están afrontando fuertes inversiones y esto hace que industrias como la nuestra nos permita asegurar nuestro crecimiento y expectativas.

Roberto V.- Para conocer las previsiones, siempre es bueno estar al tanto de lo que acontece a nuestro alrededor. Es importante para lograr una estabilidad que, al fin y al cabo, es el punto en el que a todos nos gusta estar.

Lucas V.- Así es. Hay que señalar que es un sector que siempre ha tenido sus picos de trabajo; pero ahora estamos más preparados para afrontar estas fluctuaciones y mantener esa estabilidad necesaria a la hora de dotar de suministros. No hay que olvidar que las máquinas requieren de estos suministros y del mantenimiento en periodos largos, lo que nos permite afianzar nuestro negocio en el tiempo.

Noticias relacionadas

next