X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El PP llevará a la vía de lo contencioso el conflicto sobre Fiestas que originó el 'desacord' de Fadrell

31/01/2020 - 

CASTELLÓ. El Partido Popular en el Ayuntamiento de Castelló no desfallece en su objetivo de desgastar al Acord de Fadrell a propósito de la Junta de Festes. Y es que la portavoz del grupo popular, Begoña Carrasco, ha hecho público este jueves que la agrupación municipal presentará un recurso contencioso administrativo, con el fin de volver a restaurar el organismo en la ciudad y ante "el golpe de estado del Acord de Fadrell a la autonomía de la Fiesta".

Una medida adoptada por la derecha de Castelló tras hacerse pública la resolución de un informe jurídico que la propia agrupación, junto a Ciudadanos, solicitó a la Asesoría Jurídica y la Secretaria General y que concluía que la moción presentada por ambos partidos en el pasado mes de diciembre "no tiene efectos vinculantes para el Patronato de Fiestas". Una moción que, desde su origen, supone cada semana un nuevo enredo en el consistorio de la capital castellonense y que fue la causante de la primera gran crisis en el tripartito.

"Para el Partido Popular es la única vía que nos dejan para defender los derechos legalmente reconocidos que tienen los hombres y las mujeres que integran los diferentes estamentos del Patronato de Fiestas", ha defendido la edil. Además, Carrasco ha instado a la alcaldesa, Amparo Marco, a pronunciarse públicamente sobre cuándo se va a convocar la Asamblea de Fiestas "para que pueda ser restituido el marco legal en vigor recogido en los estatutos del Patronato Municipal de Fiestas, en los que se especifica claramente el marco jurídico que sustenta la existencia, composición y funciones de la Junta de Festes".

La portavoz del principal partido de la oposición ha hecho estas declaraciones durante el turno de ruegos y preguntas del pleno ordinario del mes de enero, en el que además el PP ha formulado otros cinco ruegos más.

Gran afluencia de público

La sesión plenaria de este jueves ha estado caracterizada por una gran afluencia de público, algo poco habitual en los plenos del Ayuntamiento de Castelló. Entre los asistentes se encontraban vecinos y vecinas de las zonas de La Marjalería que, a través de Jorge Begués, representante de la Asociación de vecinos Plana Entrilles, han demandado al Acord de Fadrell una mayor seguridad y presencia policial en esas zonas. 

Tampoco han querido perderse la sesión un gran número de miembros del sindicato de la Policía Local, trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio Educativo y vecinos de la zona de Els Mestrets, que han acudido en señal de protesta al no estar de acuerdo con diferentes decisiones del equipo de gobierno que les afectan directamente.

Rifirrafes por un lado y unanimidad por otro

A parte del abundante número de personas que han acudido como público, la sesión también se ha caracterizado por los ya habituales enzarzamientos entre la oposición y el equipo de gobierno. Y es que, estos rifirrafes se han hecho notorios en el apartado de despacho extraordinario de la sesión plenaria, en el que Ciudadanos ha presentado dos mociones.

En la primera de ellas, el grupo municipal naranja proponía la redacción de la ordenanza reguladoras de carteles y señalística en la vía pública de forma plurilingüe (en castellano, valenciano e inglés), que ha contado con los votos a favor del propio partido y de Vox, la abstención del PP y los votos en contra del tripartito. Una moción que ha acabado con un pequeño encontronazo entre el edil de Cs, Vicente Vidal, y el concejal de Plurilingüismo, Francesc Mezquita, en el que Vidal ha acusado al equipo de gobierno de imponer el valenciano y ha invitado al edil de Compromís "a cambiar el nombre de su concejalía".

En la segunda moción ha sido el portavoz de Cs, Alejandro Marín-Buck, quien ha protagonizado la contienda junto a la edil de Fiestas, Pilar Escuder, por la segunda moción presentada por el partido naranja en la que proponían exponer en un lugar público de Castelló, la gaiata ganadora de las Fiestas de la Magdalena durante los 365 días del año. Una propuesta que, tal y como ha defendido la encargada de Fiestas, ya recogía el Acord de Fadrell en sus estatutos y que ha supuesto un tira y afloja entre ambos concejales por ver de quién era la idea. Finalmente, la moción también ha sido desestimada y Escuder, en su turno de réplica, ha señalado que existe un estudio desde hace aproximadamente un año en el que se está trabajado para ver cuál es el lugar idóneo para instalar en la ciudad durante todo el año las gaiatas ganadoras (la grande y la infantil).

Sin embargo, los diferentes grupos políticos del Ayuntamiento de Castelló sí que se han puesto de acuerdo en cuanto al retorno de los restos de los castellonenses enterrados en el Valle de los Caídos. Y es que, todos los miembros de la cámara han votado favorablemente y de forma unánime la declaración institucional presentada por el PSPV, Compromís y Podem-EU, en la que se pide la devolución de los restos de las personas de Castelló que se encuentran enterradas allí.

Noticias relacionadas

next