Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de coronavirus TOQUE DE QUEDA estado de alarma golf sant gregori

El porcino vive un momento dulce y el Consell autoriza la quinta granja del año en la provincia

29/12/2019 - 

CASTELLÓ. La empresa Fontsenglar proyecta la construcción de una explotación porcina de cebo en Alcalà de Xivert con capacidad para engordar hasta 2.499 cerdos, lo que elevará el número de cabezas autorizadas en la provincia a 9.279 en lo que llevamos de año. La quinta granja porcina que ha logrado de la Generalitat la preceptiva declaración de impacto ambiental tendrá una superficie de 30.675 metros cuadrados y estará ubicada a cuatro kilómetros del casco urbano de Alcalà.

La explotación centrará su actividad en el engorde de ganado porcino. El proceso de cría se iniciará con la llegada de los lechones de 12 a 18 kilos, que serán cebados mediante alimentación con pienso hasta alcanzar un peso de un centenar de kilos. En ese momento serán sacrificados para la comercialización de la carne. La granja efectuará dos ciclos y medio anuales de engorde, por lo que la explotación podrá tratar más de 6.200 animales cada año.

El proyecto impulsado por la empresa Fontseglar contempla la construcción de dos naves para alojar los cerdos de cebo y un local técnico, según han señalado fuentes de la Conselleria de Agricultura.

Buen momento para el porcino y vacuno

Esta nueva declaración de impacto ambiental favorable llega en un buen momento para el negocio ganadero porcino y vacuno, de mayor rentabilidad económica y cuyos animales son más resistentes a las bajas temperaturas.

La Generalitat ha concedido las dos últimas autorizaciones a ganaderos de Vilanova d’Alcolea y Morella. En el primer caso, un pequeño empresario tramita desde hace dos años los permisos para construir una granja para 2.500 cerdos de cebo, que estarán alojados en dos naves situadas en la partida Bassa d’en Gil, a 2 kilómetros al este del casco urbano.

La segunda autorización permite ampliar una granja porcina situada en Morella, a cinco kilómetros al oeste de su casco urbano, en 780 cabezas de cerdo de cebo gracias a la construcción de dos naves que se suman a las cuatro ya existentes. En total, las seis instalaciones cubiertas previstas en el recinto situado en la partida Primera del Río albergarán un máximo de 1.980 cerdos de cebo.

Estas dos declaraciones de impacto ambiental se suman a las otras dos ya aprobadas en el presente año por la Dirección General de Medio Natural y de Evaluación Ambiental. La Generalitat autorizó en febrero una explotación de engorde de cerdos en Les Coves de Vinromà con capacidad para 1.000 animales. También avaló en julio otra granja destinada al engorde de hasta 2.500 cabezas de cerdos de cebo en Tírig.

next