X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La innovación cuaja en la tradición: una nueva forma de producir queso artesanal es posible

24/06/2019 - 

CASTELLÓ. Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte, aunque esto no es ninguna novedad. Y no hace falta desplazarse muy lejos para descubrir que el talento, las ganas, el espíritu emprendedor y la conciencia medioambiental florecen alrededor de la provincia. Un buen ejemplo de ello lo podemos encontrar en el interior del territorio castellonense, dónde un joven pastor está revolucionando el sector pecuario con su idea de instalar placas solares para la elaboración de quesos.

Desde hace seis años, Jordi Benages se dedica al pastoreo y la producción de leche de oveja Lacaune junto a su padre en la alquería en la que viven, situada entre las montañas de Catí y Xert. Sin embargo, debido a la fuerte crisis que lleva afectando al sector ganadero desde hace unos años, los Benages decidieron transformar de forma artesanal su leche, con la que apenas generaban beneficios, en queso.

Así, la Formatgeria La Planeta apostó por elaborar sus propios quesos con la leche de sus ovejas, fabricados de manera ecológica, sin aditivos ni conservantes, y distribuirlos entre los vecinos, pequeños comercios y tiendas ecológicas de las comarcas castellonenses. Pero la verdadera revolución llegó cuando, con el paso del tiempo, el joven pastor iba siendo cada vez más consciente de cómo la problemática de la contaminación y el cambio climático afectaban progresivamente a la vegetación y el ganado. "Nosotros vivimos en un Mas, en plena naturaleza, y todos los días vemos en los animales y la vegetación una serie de cambios que no son normales. No llueve, la temperatura cambia constantemente y tenemos que actuar para acabar con esto", explica Benages en declaraciones a Castellón Plaza.

Estos hechos, sumados a la complicada situación de despoblación que ataca a los municipios del interior, impulsaron al joven chertolí a emprender un proyecto para que el impacto medioambiental que se produce a la hora de elaborar los quesos fuese mínimo; instalar paneles de energía solar fotovoltaica. "Somos privilegiados por vivir en una tierra que cuenta con tantas horas de luz natural, y tenemos que aprovecharlo" defiende el ganadero.

'El queso valenciano que salva el planeta'

Y para conseguirlo, Jordi Benages ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding a través de la plataforma de micromecenazgo lateuaterra.com, que estará activa hasta el 27 de julio. Mediante esta página web La Planeta busca lograr una financiación de 6.900 euros para la adquisición e instalación del sistema fotovoltaico. "Queremos seguir haciendo queso de la misma manera, con leche fresca recién ordeñada, pero nuestro objetivo es dar un paso más y utilizar un sistema que sea lo más ecológico posible. Así, conseguiremos darle un poco más de valor al producto."

El joven pastor confiesa que es consciente de que "mucha gente es reacia a colaborar en este tipo de cosas", por ello, la granja chertolina ofrece una serie de recompensas a todas aquellas personas que se animen a participar. Desde una camiseta de Formatgeria La Planeta, una visita a la granja con cata de quesos o lotes de dos y tres quesos, hasta talleres de elaboración de quesos y ordeño de ovejas, pastoreo con perros o la opción de apadrinar una oveja durante todo un año.

Además, Benages participó el pasado sábado en un taller de elaboración de lácteos en el Museu de Belles Arts de Castelló. Una iniciativa llevada a cabo por la asociación Expressions Artesanes, que tiene como objetivo adentrar a todas las personas en la experiencia que es elaborar productos derivados de la leche de oveja de los rebaños castellonenses.

Y es que, con este tipo de iniciativas, el joven emprendedor también busca dar visibilidad al sector del ganado ovino entre las generaciones más jóvenes, que no ven este oficio como una opción laboral. Su objetivo es firme y contundente: acabar con los estereotipos, conseguir que la sociedad "cambie el chip" y atraer el turismo hasta los municipios del interior. De esta manera, Jordi Benages no sólo trabaja para contribuir a mejorar el medio ambiente, sino que también lo hace por fomentar el ecoturismo e intentar acabar con el lastre de la despoblación, que tanto daño hace a las localidades del interior de la provincia. 

Noticias relacionadas

next