Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

las tres primeras obras hablan en femenino

Las artes escénicas vuelven a casa: el Principal de Castelló se compromete con sus creadores

El teatro programará a partir de enero -y de manera mensual- una representación vinculada a autoras, artistas y compañías profesionales de la provincia 

17/12/2019 - 

CASTELLÓ. "Durante décadas no he podido mostrar mi trabajo en mi ciudad". Está afirmación la pronuncia la dramaturga castellonense Begoña Tena, pero sus palabras respiran sobre un sentimiento de tristeza que también comparten otros profesionales de la provincia. "Nosotras tenemos la sede en Sagunto, pero Libració se estrenó hace 25 años en Alicante. Es de justicia que por fin llegue a Castellón", sentencia por su parte Lola López, responsable de la Hongaresa de Teatre y directora de la pieza coproducida por La Zafirina. Es evidente que la exigua representación local con la que ha contado históricamente el teatro de Castelló ha llevado a sus autores, artistas y profesionales a demandar, en repetidas ocasiones, un lugar donde mostrar sus piezas y, en definitiva, donde poder trabajar. Si bien su exhibición se ha "saciado" con programaciones puntuales, el sector pide más. Y es ahora cuando por fin lo tendrá.

El Institut Valencià de Cultura ha anunciado que a partir de 2020 el teatro de Castelló programará al menos una obra mensual vinculada a algún profesional de la provincia, ya sea en calidad de creador o de intérprete. De este modo, bajo la etiqueta 'Dijous al Principal', se exhibirán diferentes obras con tinte autóctono. El catálogo viene impreso por una primera representación, que tendrá lugar el 30 de enero, a cargo de la dramaturga Tena: Tórtola. Producida por el mismo IVC, la obra rescata del olvido una de las historias más importantes de Carmen Tórtola Valencia, gran artista del siglo XX, para hablar de los problemas de ser mujer. Un mes después, el 27 de febrero, será el turno de Libració, coproducida y protagonizada por la actriz Mafalda Bellido. La pieza, que ganó hace 25 años todos los premios de la crítica catalana como Mejor Texto, regresa a los escenarios con el texto de Lluïsa Cunillé que en 1994 se estrenó en la Sala Beckett de Barcelona. Y completa la huella castellonense Classe, con textos de Guillermo Calderón, dirigida por Xavier Puchades y creada por Sonia Alejo, profesional a cargo de la compañía de teatro La Medusa. Esta obra se inspira en la revolución estudiantil que tomó Chile en 2006.

"Aún no tenemos cultura de teatro en Castelló, pero estamos intentando conectar poco a poco más con el público", reconoce Alfonso Ribés, director territorial del IVC. El técnico cultural asegura que la ciudad todavía no está preparada para hacer temporada con un solo espectáculo, ni para programarlo mucho más de uno o dos días. Explica que son 230 los abonados, lo que consigue dar un aspecto de "medio lleno" al espacio, pero todavía no consiguen catalizar el público más juvenil. "Solo seis abonados son menores de 30 años", insiste Ribés. Por contra, el público familiar está más arraigado al ente cultural. Hasta este fin de semana ya eran 14.000 los estudiantes apuntados para obras teatrales que tendrán lugar hasta mayo. 

Ahora bien, Lola López, quien se mostró muy crítica con las administraciones durante la presentación de la programación este lunes, ha defendido que esta falta de público en exhibiciones profesionales se debe al "maremágnum de propuestas amateurs" que durante años se ha programado, "matando" así al público crítico en España. "Cuando era maestra pedía a mis alumnos que me dijeran una obra que les gustara. Me decían una o dos. Los últimos años me respondían que Aquí no hay quien viva. Si al IVAM no se llevan óleos de personas mayores con poca práctica, tampoco se debe hacer al principal teatro de una ciudad", sentenciaba la valenciana. 

Foto: CARLOS PASCUAL

Con todo ello, la primera representación de 2020 en el Teatre Principal correrá a cargo de la Orquesta de Cámara de l'Empordà, que aterrizará desde Girona el 4 de enero. La oferta seguirá con Susan y el Diablo, dirigida por Chema Cardeña; un Torneo de Dramaturgia entre ocho profesionales de toda la Comunitat; Copenhague, de Claudia Tolcachir, una historia ubicada en la Dinamarca que ocuparon las tropas nazis a principios de los 40; La neta del senyor Linh, interpretada por el gran Lluís Homar; Acampada, una obra inclusiva del Pont Flotant; , de cia. Maduixa, la cual versa sobre la explotación infantil que se vive en muchos países de Asia; La dona dels 600, una comedia valenciana interpretada por la reconocida actriz Mercedes Sampietro; Las cosas que no son de verdad, interpretada por Verónica Forqué o Julio Vélez; la tragicomedia Las canciones, que Pablo Messiez trazó a partir de personajes sacados de obras de Anton Txékhov; o El viatge d'Ulisses, dirigida a un público familiar. 

Un Auditori marcado por Beethoven o Wynton Marsalis 

El 2020 será por excelencia el año Beethoven, ya que se celebra el 250 aniversario del nacimiento del célebre compositor. Para festejar esta cita de la mejor manera, el Auditori de Castelló programará todos los trimestres una pieza del pianista alemán. La primera llegará el 31 de enero con la Orquestra Sinfònica de Castelló, en un triple concierto en Do Mayor; mientras que el 14 de febrero será el turno de la Orquestra de València, que interpretará su sinfonía número 6. Así pues, la oferta sinfónica continúa ganando peso en la capital con hasta ocho conciertos, entre los que destaca la presencia de L'Akademie für Alte Musik Berlin, un "referente" en las orquestas de cámara, que actuará junto con la violinista Isabelle Faust en un homenaje a Bach

Pero la gran baza de la próxima temporada llega gracias a una sinergía entre el Ayuntamiento de Castelló y el IVC. Ambas instituciones han estrechado lazos para traer hasta la provincia al reconocido artista Wynton Marsalin, quien actuará el 29 de febrero dentro del Festival de Jazz de Castelló. Igualmente, en consonancia con esta insólita cita, febrero será declarado como el mes jazzístico de la ciudad. Así, el día 15, Jim Snindero hará sonar su poderoso saxofón en la Sala de Cambra; y el día 22 Astrid Jones & The Blueflaps mostrarán la parte más alternativa del género, con sus toques de reggae, funk o soul. 

Paralelamente, la música más "comercial" tomará también partido con el primer concierto de Pleasant Dreams, que tras su vuelta a los escenarios presentarán su nuevo disco Temps, el 18 de enero; también lo harán el cuarteto barcelonés Manel, que ha lanzado su cuarto disco, cantado plenamente en catalán; o Blackfang que se presenta como una propuesta de hip-hop para pulsar claramente al público más juvenil. 

Qué ver en el Museu de Belles Arts y el EACC

El Palau de Les Arts de València continúa consolidando su presencia en Castelló con el concierto lírico que, los miembros del Centro de Perfeccionamiento Plácido Domingo, darán el próximo 20 de febrero en el Museu de Belles Arts. No obstante, el grueso de la programación continúan siendo, evidentemente, las exposiciones. El ente cultural mantendrá la colección de retratos, que la Fundación Mapfre ha prestado, de destacados fotógrafos como Robert Adams, Diane Arbus, Harry Callahan, Joan Colom, Walker Evans o Lee Friedlander. Además, a partir del 14 de enero habrá una exposición que rendirá homenaje al poeta español Luis Cernuda; también, se recogerán los diseños del proyecto de moda Artenblanc para ofrecer una panorámica lo más aproximada posible a las tendencias valencianas actuales; y se representará la muestra de Il·luminadesIl·lustrant la història de feminisme, con la que se darán a conocer mujeres creadoras.

Finalmente, el 12 de marzo una nueva exposición copará el Espai d'Art Contemporani de Castelló (EACC). Una veu/ una imatge se plantea como una muestra polifónica que surge del deseo de poder ampliar y explorar diferentes formatos que permitan un mejor análisis de las imágenes de nuestro tiempo. Comisariada por María Virgínia Jaua, este trabajo comparte la reflexión directa de 14 jóvenes artistas que creen en una mirada más reflexiva frente a los numerosos "lectores de imágenes" que acompañan las piezas artísticas. 

Noticias relacionadas

next