Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

medidas para afrontar los efectos de la covid-19

Almassora, Onda, l'Alcora y Moncofa avanzan una rebaja del IBI que llegará a la mayoría de ciudades

4/11/2020 - 

CASTELLÓ. Almassora, Onda, l’Alcora y Moncofa congelarán o bien reducirán en 2021 el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Anticipan así la línea que seguirán la gran mayoría de ayuntamientos de la provincia de Castellón en el durísimo contexto económico actual, marcado por la covid-19. Los consistorios se encuentran ante la tesitura de tener que aliviar la carga fiscal que soportan muchas familias golpeadas por los ERTE mientras hacen frente a su propia caída de ingresos. Por poner un ejemplo, la práctica totalidad de municipios han anulado este al pequeño comercio y a la restauración el cobro de la tasa de ocupación de vía pública. Y lo más probable es que esa condonación se repita en 2021.

Cómo lo harán

Almassora ha aprobado mantener un año más el coeficiente del IBI en el 0,6% vigente desde 2015 e introducir nuevas bonificaciones del 25% de la cuota a aquellas viviendas cuyos propietarios hayan instalado energía solar para autoconsumo, y del 95% del Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO).

También habrá en 2021 una nueva rebaja fiscal del 95% del ICIO en aquellas obras ejecutadas en la zona residencial de la playa para la apertura de pequeños comercios. La rebaja del ICIO será del 95% en los trabajos que se ejecuten dentro del Área de Rehabilitación del Centro Histórico, del 95% en la rehabilitación de fachadas o del 50% en las obras de apertura de nuevos comercios e industrias en el casco urbano.

El concejal de Hacienda, Santiago Agustí, admite que las bonificaciones fiscales “no son determinantes” para solventar las estrecheces económicas de muchas familias pero sí “ayudan”. “La bonificación del 25% del IBI en la instalación de energía solar en viviendas particulares es superior a la de la mayoría de poblaciones”, asegura Agustí para remarcar que “la reducción fiscal es notable porque todos sabemos que la cuota del IBI es siempre importante”.

En Onda, la rebaja tributaria se hará sobre el propio gravamen del IBI, que por segundo año consecutivo se reducirá. En 2020 lo hizo del 0,72 al 0,68% y en 2021 se quedará en el 0,65%. La intención municipal es que en 2022 la cuota quede fijada en el 0,612%. El concejal de Hacienda, Salvador Aguilella, insiste en que la rebaja del 5% “se efectuará sobre una cuota que ya era la más baja de la historia de Onda”. “Es el momento de redoblar esfuerzos para ayudar a los autónomos y a las familias, e incentivar el consumo y la llegada de inversiones”, añade.

La rebaja fiscal del IBI aprobada el año mermó los ingresos municipales en unos 700.000 euros, según Aguilella. “Este año no se ha notado esa rebaja porque hemos ajustado la gestión municipal, y eso es lo que también haremos el próximo año”, asegura.

Por su parte, l’Alcora no tocará el gravamen del IBI –en el 0,672% desde este año, cuando se incrementó un 10%-- pero sí se incluirá una bonificación del 50% para los inmuebles de uso residencial destinados a alquiler de vivienda con renta limitada. Podrán acogerse tanto las VPO de alquiler como las viviendas en alquiler social. También aumentará del 50% al 90% la bonificación del IBI para familias numerosas.

En Moncofa, la factura doméstica del IBI se recortará un 1,79% en 2021. El ejecutivo municipal que preside Wenceslao Alós reducirá el gravamen de naturaleza urbana del 0,56% al 0,55%. La bajada compensará solo una pequeña parte del incremento del recibo del IBI en un 10,67% que se aprobó el año pasado para reequilibrar los ingresos y los gastos tras un ejercicio económico muy difícil que dejó sin liquidez las arcas municipales.

Noticias relacionadas

next