Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 5 de julio y se habla de

El azulejo italiano asume pérdidas de mil millones y espera volver a la actividad el 3 de mayo

La demanda mundial de baldosas cerámicas se ha reducido un tercio desde que estalló la pandemia

18/04/2020 - 

CASTELLÓ. La industria cerámica italiana lleva con los hornos parados desde el 22 de marzo y espera con impaciencia que su Gobierno autorice el regreso a las fábricas previsto para el próximo 3 de mayo. La patronal de este país, Confindustria, confía en que, de este modo, se ponga fin a una situación provocada por la crisis del coronavirus que ha llevado al sector transalpino -que da empleo a más de 14.000 trabajadores en la región de Emilia-Romaña- a acumular pérdidas de producción cercanas a los mil millones de euros. Entre tanto, el sector ve cómo la demanda mundial de baldosas cerámicas ha caído en un tercio desde que se estallara la pandemia del Covid-19.

Para afrontar la situación, tal como recoge la plataforma Ceramic Worl Web (CWW) en su último informe, la patronal Confindustria y los sindicatos ya han preparado un protocolo de ámbito estatal que sienta las bases en esta vuelta a las plantas de producción con el fin de garantizar la salud de los trabajadores. Entre estas medidas están la planificación de turnos que permita escalonar los horarios, la desinfección de los espacios, el mantenimiento de las distancias de seguridad o la restricción a las zonas comunes. Estos preparativos, según señalan las mismas fuentes, ya estaban listos el pasado 14 de abril ante la posibilidad de que las medidas restrictivas se hubieran levantado, aunque finalmente no se llevó a afecto ante la decisión gubernamental de prolongar el parón en la industria.

El 'espejo' español

Por otro lado, también desde la patronal italiana se confía en que la vuelta al trabajo en la industria azulejera española, tras dos semanas de parálisis, suponga un motivo más para el regreso a la normalidad del sector en los dos principales productores cerámicos europeos.

En este contexto y tal como recoge CWW, el presidente de Confindustria Cerámica, Giovanni Savorani, pone de manifiesto las particularidades de esta industria para hacer ver los aspectos de seguridad que dispone frente a la posible propagación de coronavirus y recuerda que se trata de factorías con enormes espacios que albergan plantas altamente automatizadas, que cumplen cada vez más con los criterios de la Industria 4.0. y para lo que se han realizado fuertes inversiones de más de dos mil millones de euros en los últimos 4 o 5 años, además de que la organización del trabajo permite que apenas un pequeño número de técnicos especializados trabaje en líneas completas.

En total consonancia con su homóloga española Ascer, la mayor inquietud para la industria italiana de las baldosas cerámicas -que exporta el 85% de su producción- es el riesgo de perder cuota de mercado frente a competidores extranjeros que no han sufrido las mismas restricciones, entre las que cuentan las empresas turcas o polacas, y que no se han visto afectadas en la misma medida que se ha dado en la industria transalpina. Al respecto, Confindustria reitera que la demanda general de baldosas cerámicas en los mercados mundiales de cerámica se ha reducido un tercio desde que se iniciara la pandemia.

Noticias relacionadas

next