Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la alcaldesa de castelló ve clave el papel de los ayuntamientos ante los efectos del covid-19

Marco: "Fiscalidad, atención a sectores afectados y dinamización económica serán nuestros ejes para salir de esta crisis"

"Esta lucha contra la pandemia nos ha recordado que todos somos parte de una comunidad, que nos necesitamos los unos a los otros y que, juntos, podemos afrontar también desafíos de esta magnitud".

5/04/2020 - 

CASTELLÓ. Los ayuntamientos combaten en primera línea frente a los nocivos efectos de una pandemia que lo ha trastocado todo. Frente a esta situación, la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, reivindica el papel de la administración más cercana a los problemas de los ciudadanos: por un lado, para atender las necesidades básicas de quienes de alguna manera se han visto más afectados, a los sectores socialmente más vulnerables; de otro, no perder la perspectiva de que las heridas de esta inédita crisis serán profundas, colosales, pero a las que hay que hacer frente desde la unidad. Establece su propia hoja de ruta: una fiscalidad más amable, ayudas a los colectivos más dañados en este tsunami sanitario y, cómo no, promover medidas económicas dinamizadoras que intenten recomponer los ya inevitables destrozos del coronavirus. Todo lo cuenta a Castellón Plaza desde su obligado confinamiento, en su despacho:

-Castelló vive unos tiempos inéditos, ¿qué puede hacerse desde una institución de ámbito municipal para aliviar la situación?
Los ayuntamientos están desempeñando un papel fundamental en esta crisis porque son la administración más cercana, la que debe dar respuesta inmediata a nuestros problemas. Siempre es así, pero en momentos de emergencia, ese papel se evidencia aún más. Por ejemplo, nuestra Policía Local está en la calle todos los días velando por el cumplimiento de las medidas y garantizando la protección de la ciudadanía. Nuestros efectivos de Protección Civil están repartiendo medicamentos a pacientes con cáncer para que no tengan que desplazarse al Hospital Provincial. El albergue provisional con el que se duplican las plazas para personas sin hogar, los servicios de atención a mayores o los menús para menores de familias en situación de vulnerabilidad son ejemplos de servicios que hemos puesto en marcha para atender necesidades urgentes, y ahí es donde se demuestra que la administración local desempeña un rol crucial en una crisis como esta.

-¿Esta crisis nos ha pillado con el pie cambiado? ¿Estábamos realmente preparados para esto?
Una cosa es que no nos esperáramos la magnitud de esta pandemia, y otra que no estemos preparados. Es una situación inédita en nuestra historia reciente, de repercusión internacional y efectos dramáticos. Pero lo importante aquí es la capacidad de respuesta, la agilidad y la diligencia a la hora de afrontar los problemas derivados de esta emergencia sanitaria. Creo que el Estado, en su sentido más amplio, como conjunto de administraciones públicas, está poniendo todos los recursos necesarios para atajar esta crisis y la ciudadanía está respondiendo con ejemplaridad. Ahora, más que nunca, nos damos cuenta de lo importante que es el Estado de Bienestar, de que solo mediante lo público podemos hacer frente a desafíos de esta envergadura. ¿Alguien duda ahora de lo necesario que es invertir en sanidad pública, un sector que ha sufrido tantos recortes en épocas pasadas en muchas comunidades?

Ahora, más que nunca, nos damos cuenta de lo importante que es el Estado de Bienestar, de que solo mediante lo público podemos hacer frente a desafíos de esta envergadura.

 -¿Cuáles son las prioridades ahora para el Ayuntamiento que preside?.
La prioridad actual es seguir prestando servicio a quienes más lo necesitan: familias en situación de vulnerabilidad, personas mayores, mujeres víctimas de la violencia de género… Y cuando esto pase, el día después de la crisis, debemos centrar nuestros esfuerzos en contribuir a revitalizar la economía local y asegurar las ayudas necesarias para quienes sufren los efectos de esta crisis. Por eso estamos trabajando en un plan de respuesta que debe articularse en torno a tres ejes: la fiscalidad, para incidir en las economías familiares; las ayudas a sectores y colectivos afectados; y la dinamización económica.

-¿Cómo se puede llegar a los sectores más vulnerables en esta crisis?
Ya lo estamos haciendo con los servicios que citaba anteriormente, pero lo que está claro es que los presupuestos municipales han de estar al servicio de las necesidades derivadas de esta emergencia y, por ello, he pedido a todas las concejalías que preparen propuestas para reorientar el gasto y hacer frente a esta situación.

-La economía local afronta un escenario hasta ahora de dimensiones aún desconocidas, pero que se prevé muy grave. ¿Tiene el Ayuntamiento recursos materiales y humanos para aliviar la situación?
Como administración pública debemos propiciar las condiciones para que se reactive la economía local. El Ayuntamiento ha de funcionar como motor económico y social ante la crisis. Por un lado, ya estamos trabajando en un nuevo calendario fiscal, con la posibilidad de flexibilizar plazos de pago y ampliar el catálogo de bonificaciones. Pero también es importante generar actividad en la calle que ayude a pymes y a autónomos a remontar.

-Cómo se está trabajando desde el Ayuntamiento, tanto en el ámbito funcionarial como en el ámbito institucional y político.
Desde que se decretó el estado de alarma reorganizamos el trabajo de los funcionarios y funcionarias, priorizando el teletrabajo y restringiendo la modalidad presencial a aquellos servicios esenciales, como los servicios sociales o la recogida de residuos. Además, se han tomado medidas de carácter técnico para agilizar las contrataciones de emergencia de las prestaciones derivadas de la situación de crisis sanitaria y, a nivel político, se ha suspendido temporalmente la actividad parlamentaria presencial. No hay juntas de gobierno ordinarias, ni comisiones de estudio, ni consejos rectores de los patronatos; y las juntas de gobierno extraordinarias se celebran vía telemática. La gestión de esta crisis es un reto a nivel administrativo y político, pero estamos poniendo todo nuestro empeño en hacerle frente.

-Dígame cuál es la clave o claves que serán determinantes para salir de la actual situación.
La colaboración entre administraciones y ciudadanía es más importante que nunca. El confinamiento es una medida drástica, pero es la única vía para reducir el riesgo y frenar la curva. La paralización de toda actividad no esencial también contribuirá a minimizar la transmisión de la enfermedad. Son medidas duras, pero el objetivo es que el estado de alarma dure lo menos posible. Cuanto más corto sea este periodo, menores serán las consecuencias sanitarias, sociales y económicas.

-Qué destacaría de esta crisis, lo mejor y lo peor.
Lo mejor, el sentido de la responsabilidad y la solidaridad que está demostrando la inmensa mayoría de la ciudadanía. Ese gesto de agradecimiento diario desde los balcones al personal sanitario nos recuerda que somos parte de una comunidad, que nos necesitamos unos a otros y que cuidándonos mutuamente podemos hacer frente a desafíos de esta magnitud. Lo peor, el oportunismo de algunas formaciones políticas, que desde un nulo sentido institucional están aprovechando esta crisis para hacer electoralismo. Se puede estar de acuerdo o no con la gestión de la crisis, pero ahora toca arrimar el hombro, por encima de las siglas, hay que unir fuerzas.

Noticias relacionadas

next