Hoy es 19 de julio

las tres provincias cerraron 2023 con un ligero repunte tras años de descensos

Las oficinas bancarias crecen por primera vez desde 2008: Castellón registra un 6,54% más

30/04/2024 - 

CASTELLÓ. Las oficinas bancarias vuelven a subir la persiana: la Comunitat Valenciana cerró 2023 con un ligero crecimiento tras 14 años de descensos. Desde el inicio de la crisis financiera en 2008, cuando marcó récord de 5.061 espacios, el número de oficinas había ido en caída libre hasta las 1.654 de finales de 2022, lo que suponía el cierre de 2 de cada 3 oficinas bancarias valencianas en poco más de una década

No obstante, esta dinámica negativa, que se había ido frenando en los últimos tiempos, se revirtió el pasado ejercicio, cuando la Comunitat obtuvo un balance positivo de 53 oficinas y alcanzó las 1.707, un 3,2% más que un año antes. Todos ellos son datos del Boletín de las Entidades de Depósito de la Comunitat Valenciana, que publica la conselleria de Hacienda, Economía y Administración Pública con carácter trimestral. 

Las tres provincias registraron un crecimiento durante el pasado año, algo que tampoco ocurría en ninguna de ellas desde 2008. En términos absolutos fue Valencia la que sacó mayor rédito de 2023 al cerrar con 882 oficinas, 32 más que al inicio del ejercicio. Castellón creció un 6,54% y acabó el año con 228 sedes. Por su parte, Alicante se mantuvo prácticamente plana al contabilizar un total de 597 oficinas, apenas 7 más.  

Para conseguir este repunte, ha sido clave el último trimestre del año, pues hasta septiembre la cifra había ido en descenso hasta registrar 1.630 oficinas en el conjunto de la Comunitat en el noveno mes del año. Desde ahí hasta final de 2023 el balance fue de un total de 77 nuevas sedes de entidades bancarias, un 4,72% más. 

La caída se frena en España

Por contra, el cierre de sedes de entidades bancarias todavía es una constante en España, aunque cada vez se produce de forma más lenta: se contabilizaron un total de 45 oficinas menos a cierre del pasado ejercicio, un descenso del 0,25% que contrasta con la bajada de un 7,19% de 2022, cuando un total de 1.367 oficinas bajaron la persiana.

En concreto, España tenía 17.603 sedes de entidades bancarias en diciembre de 2023, lo que supone que un 9,7% de ellas se encontraban en la Comunitat Valenciana. Históricamente la valenciana era una autonomía que tenía en torno al 10% del total del total de sedes, una cifra en línea con el peso poblacional, del 10,84% el pasado año. No obstante, tocó mínimos en 2022 al sumar apenas un 9,37% de las oficinas españolas, un aspecto que también se revirtió el pasado ejercicio. 

En torno a 3.000 habitantes por oficina

De media, cada oficina valenciana atendería a 3.056 clientes, una cifra que resulta tras combinar los datos del Boletín publicado por Hacienda con el censo anual de población del Instituto Nacional de Estadística (INE). En el conjunto de España, la presión por entidad es menor al situarse en torno a las 2.732 personas.

Por provincias, la de Alicante sale a 3.275 clientes por oficina, mientras que en Valencia y Castellón cada oficina atendería a una media de 3.012 y 2.650 personas, respectivamente. No obstante, se trata de una media en la que influyen muchos factores, tales como el número de sedes y de clientes que posee cada banco, la ubicación de las oficinas, etc. 

Sube la captación de depósitos y cae la concesión de créditos

Por lo que a la captación de depósitos por parte de entidades valencianas se refiere, esta aumentó un 3,18% en 2023 hasta los 134.858 millones de euros. Especialmente acentuada fue la subida en las cooperativas de crédito, del 6,64% hasta los 21,08 millones. En España, la captación quedó prácticamente plana, con un ligero avance del 0,23% hasta los 1.509 billones de euros. 

A nivel nacional, la Comunitat Valenciana se situó en cuarta posición en el ranking tras Madrid (375.646 millones), Cataluña (216.883 millones) y Andalucía (134.858 millones). La banca electrónica, no adscrita a ninguna autonomía en particular, cerró el ejercicio con 70.707 millones, un 4,68% del total de España, una cifra similar a la de Castilla y León

La otra cara de la moneda fue la concesión de créditos a nivel autonómico, que marcó una caída de un 3,58% durante el pasado ejercicio, especialmente pronunciada en el sector público, donde el descenso fue del 5,82%. La bajada se registró tanto en bancos y cajas de ahorros como en cooperativas, aunque en estas últimas estuvo amortiguada por el aumento del 7,98% del crédito concedido al sector público.

El cifras, la Comunitat cerró el año con 103.173 millones de euros en créditos, de los cuáles 91.617 eran en bancos y cajas de ahorro y 11.556 en cooperativas de crédito. A nivel nacional, el importe ascendió hasta los 1.202 billones La valenciana volvió a situarse así en cuarto lugar tras Madrid (356.561 millones), Cataluña (201.238 millones) y Andalucía (152.099 millones).

Noticias relacionadas

next