X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Voces críticas del PP plantean un adelanto del congreso provincial tras la debacle electoral

2/07/2019 - 

CASTELLÓ. El periodo de reflexión -tras el varapalo sufrido en las últimas contiendas electorales de abril y mayo- continúa muy presente en el PP de Castellón. Si bien la formación que lidera el segorbino Miguel Barrachina ha logrado atar 64 alcaldías en la provincia -como gusta recordar a los máximos responsables de la formación-, la constatación de la pérdida de la Diputación -otrora baluarte popular- está siendo de muy difícil digestión por parte de dirigentes y militantes de un partido cuyas costuras internas comienzan, en algún caso, a deshilacharse a nivel local y provincial.

Y en medio de esta reflexión, tal como señalan testimonios de dentro del partido, se han evidenciado importantes diferencias de criterio. Desde la línea oficial de mostrar unidad interna y sin fisuras, a los que promueven abrir un debate profundo y abierto "con las cartas boca arriba", para lo que dejan caer la posibilidad de un adelanto congresual que permita "coser el partido" y prepararlo para afrontar una larga travesía en el desierto, lejos de las principales instituciones de la provincia.

Tampoco faltan reconocidos militantes que defienden un término medio, como es iniciar un proceso de recuperación partiendo desde el reconocimiento de la derrota a través del ejercicio de la autocrítica. Ven prematuro abrir ahora el melón de la sucesión de Barrachina, aunque tienen claro que el partido ha de rearmarse para afrontar el futuro con garantías de recuperar el espacio perdido.

En cualquier caso, los movimientos tardarán aún en producirse. Génova está pendiente de la formación del Gobierno central y hasta que no se desbloquee la situación no se espera que mueva ficha y empiece a tomar decisiones de partido a nivel territorial. Cabe recordar que el próximo congreso en Castellón no está previsto hasta 2021 -el último se celebró en 2017- y, para adelantar la convocatoria, es necesaria una mayoría de dos tercios de la junta directiva provincial.

No solo el liderazgo de Barrachina está en entredicho, sino también el de portavoces locales de algunos de los principales municipios de la provincia, donde el sector crítico del PP reclama un relevo inmediato después de que el partido haya quedado relegado nuevamente a la oposición.

Noticias relacionadas

next