Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el emblemático hotel de benicàssim se pone en manos de las ong para ofrecer ayuda

'Reinventarse' ante el estado de alarma: Voramar muestra su cara más solidaria

31/03/2020 - 

CASTELLÓ. Desde que el pasado 14 de marzo se decretara el estado de alarma en el país, han sido cientos las empresas, asociaciones e instituciones que se han volcado en aportar su granito de arena para hacer más llevadera la situación a la sociedad y, sobre todo, a los colectivos más vulnerables. En la provincia han sido muchos los sectores que, más allá de pensar en las consecuencias que pueda acarrear esta crisis en un futuro no muy lejano, han centrado todos sus esfuerzos en echar una mano al prójimo. Y un ejemplo de ello lo podemos encontrar en el hotel y restaurante Voramar.

Y es que, en una situación normal, durante estas semanas Benicàssim comenzaría a estar repleta de familias y turistas disfrutando de los primeros días de primavera, llenando de vida los hoteles y restaurantes del municipio castellonense. Sin embargo, dada la complicada situación, establecimientos como Voramar están 'reinventando' sus servicios para ofrecerlos, en este caso, a asociaciones y comedores sociales y, de esta manera, ayudar a todas aquellas personas a las que esta pandemia está afectando en mayor medida.

Este diario ha podido conocer de primera mano las acciones de colaboración y ayuda que la compañía ha puesto en marcha desde el inicio de la crisis. Y es que la empresa benicense se ha puesto en manos de varios comedores sociales de Benicàssim para distribuirles diariamente menús y alimentos, así como con el comedor social de la Fundación Padre Ricardo de Castelló y con la ONG Cáritas, a la que entregan alrededor de 50 menús al día. Además, Voramar colabora también con Cruz Roja ofreciendo, junto a otros proveedores, un donativo con alimentos y utensilios de higiene típicos de los que disponen en el hotel.

Asimismo, fuentes de la dirección general de la compañía destacan que toda esta ayuda "no sería posible sin la colaboración de nuestros proveedores, como son Jabones Beltrán, Cartonajes La Plana, Congelados DiL, Frutas la Vega, Agua de Benassal, Pollos SADA, Idear Ideas o Valle, que además también están acometiendo también otras acciones por su cuenta".

Tal y como afirman estas mismas fuentes, Voramar cuenta ahora mismo con tres empleados (dos cocineros y una persona que distribuye los suministros) para llevar a cabo las labores de ayuda. La compañía defiende que están viviendo momentos "muy duros" al ser la primera vez en 25 años que se paraliza toda la actividad de su negocio. Sin embargo, la empresa está aunando todos sus esfuerzos en colaborar a que "esto pase y se haga de la mejor manera posible". 

Noticias relacionadas

next