Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Disputa por el Mesón del Vino: Compromís y CSeM se alían con los viticultores frente al Patronato

15/02/2019 - 

CASTELLÓN. Del món de la festa a la arena política. La licitación del Mesón del Vino que se instala durante las fiestas de la Magdalena en Castellón se ha convertido en otro motivo de disputa para los partidos que conforman el Pacte del Grau. Compromís y Castelló en Moviment (CSeM) refrendan a la Asociación Vitivinícola de Castellón, que ha cargado las tintas contra la Concejalía de Fiestas del socialista Omar Braina por el mesón magdalenero

El problema que alegan los productores estriba en las condiciones del concurso público. La primera convocatoria para adjudicar la carpa quedó desierta, algo que el propio concejal achacó al porcentaje de vinos de Castellón exigido: un 70 por ciento de bodegas locales, frente a un 30 de otras procedencias. Para abrir la posibilidad de concurrencia, se volvió a licitar reduciendo el requisito a un 50 por ciento de vinos castellonenses

Según las bases del concurso, al que ya se han presentado varias ofertas, la feria vinícola se desarrollará en el bulevar de Blasco Ibáñez del 23 al 31 de marzo y el gestor deberá pagar un canon de 10.000 euros al Ayuntamiento de Castellón, el mismo precio que el año pasado. 

La asociación de viticultores que gestiona la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de vinos de la provincia y que se ha hecho cargo del mesón en ediciones anteriores no concurrió a la primera convocatoria al considerar que el precio es excesivo para la ubicación elegida -el año pasado se celebró en la plaza Antonio Ferrandis, más cerca del centro-. "Nos parece insólito", critica el presidente de la IGP, Ismael Sanjuán, quien ve "inviable económicamente" mantener el mesón con ese precio y en una zona de la ciudad donde augura menos afluencia de público. Además, considera injusto el precio teniendo en cuenta que "al mesón de la cerveza artesanal solo le cobrarán 3.000 euros de canon".

Por otra parte, defiende "la puesta en valor los vinos de Castellón" y recuerda que "la capital tiene que mirar también por los pueblos del interior". "El Ayuntamiento no tiene claro algo tan elemental como esto, y no es capaz de romper una lanza por nuestros productos", señala el responsable de la asociación.

Así, ha dirigido una carta abierta al equipo de gobierno en la que censura su gestión del Mesón del Vino. La misiva, muy crítica con la Concejalía de Fiestas, ha traspasado las fronteras del ámbito festivo para entrar directamente en el político y ha sido suscrita por representantes de varios partidos. Entre ellos, destacan el senador de Compromís, Carles Mulet, y el portavoz de CSeM, Xavi del Señor, además de dirigentes del PP.

Uno de los nombres que más ha llamado la atención entre los apoyos que la IGP ha dado a conocer es el del director general de Turismo, el socialista Josep Gisbert. Sin embargo, el responsable autonómico ha negado haber respaldado esta iniciativa. En declaraciones a este diario, ha explicado que la asociación se puso en contacto con él para exponerle la problemática y les respondió que lo estudiaría, pero en ningún caso que suscribía la reivindicación. Al parecer, debido a un malentendido, los responsables de la IGP añadieron su nombre al listado, un extremo que también han confirmado desde la asociación.

El vicealcalde, con los productores

Las críticas han llegado también desde el seno de gobierno. El vicealcalde de Castellón y portavoz de Compromís, Ignasi Garcia, ha mostrado su "total apoyo a los productores locales y provinciales a los que representa la IGP" al entender que "la capital de la Plana y su Ayuntamiento debe estar a su lado". 

Así lo ha hecho saber en un comunicado este jueves en el que,por un lado, ha alabado la gestión de la asociación y, por otro, ha lanzado un dardo a sus socios de gobierno, responsables de la Concejalía de Fiestas: "Consideramos necesario que uno de los muchos mesones con los que cuentan nuestras fiestas se destine a promocionar al 100% productos de nuestra tierra, con vino de Castellón y comidas de nuestra provincia y que, evidentemente, esté dimensionado a la realidad que tenemos". 

No obstante, ha señalado, esta opción debería "obviamente ser una propuesta de licitación pública para que todas aquellas entidades que estén interesadas y dispuestas a promocionar al 100% productos castellonenses, puedan acceder a gestionar este mesón".

Cuestión de legalidad

Desde el departamento de Omar Braina, la respuesta ha sido contundente. El Patronato Municipal de Fiestas ha recordado que "las actividades con ánimo de lucro que se realizan en los espacios públicos están sujetas al cumplimiento de la legislación vigente y a satisfacer los cánones por el aprovechamiento económico que determinen los servicios técnicos de la Administración".

"La organización del Mesón del Vino no puede ser una excepción", señalan desde el consistorio y añaden que "el Patronato ha defendido el interés público por encima de los intereses de negocio del sector privado". 

Por otra parte, argumentan que "en todo momento, se ha defendido la presencia de vinos autóctonos, pero siempre en el marco de la ley de contratación del sector público y sin límites a la competencia que pudieran ser contrarios a derecho". "El Ayuntamiento", señalan, "no tiene ningún ánimo mercantilista en la organización del Mesón del Vino".

En este sentido, explican que los cánones que ha de satisfacer la empresa adjudicataria vienen determinados por los servicios técnicos municipales. "Ninguna empresa puede quedar exonerada del pago por los aprovechamientos económicos en un evento de gran concurrencia durante las fiestas de Castellón que mueve miles de euros", detallan desde el órgano municipal.

Afean a la asociación que apele a la tradición o a la identidad, "cuando se trata de negocios y de beneficios económicos para empresas". "El Patronato de Fiestas defiende y defenderá siempre la cultura de Castellón, pero dentro del ámbito del respeto escrupuloso a la normativa municipal y a la legislación general", concluyen.

Noticias relacionadas

next