X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

elecciones autonómicas

El PP da su fórmula para reavivar la economía y el empleo: rebajar hasta 5 impuestos y suprimir tasas

9/04/2019 - 

CASTELLÓ. El PP ha presentado este martes en Castellón las que serán sus propuestas básicas de gobierno que, en materia fiscal, propone para la Comunitat Valenciana en esta campaña electoral y que serán las líneas sobre las que pivotaría un ejecutivo presidido por Isabel Bonig de lograr la victoria el próximo 28 de abril. Así y bajo el epígrafe de lo que han dado en llamar "una revolución fiscal", desde la formación ofrecen la rebaja o supresión de hasta cinco impuestos, además del abaratamiento de tasas que contribuyan a activar la economía, el consumo y, con ello, el empleo, según han señalado este martes el presidente del PPCS y cabeza de lista del PP a Les Corts por Castellón, Miguel Barrachina, y el diputado y miembro de la candidatura autonómica, Rubén Ibáñez, quienes han ofrecido una rueda de prensa para explicar cómo estas medidas pueden repercutir en los ciudadanos.

Concretamente, los populares proponen una reducción en el tramo autonómico del impuesto de la renta de las personas físicas de hasta un 7%, que espera beneficie a 9 de cada diez ciudadanos que tributan hasta 35.000 euros; la propuesta se completa con la rebaja del impuesto de sociedades del 25% al 20%, y la supresión del impuesto de sucesiones, "ya que no podemos seguir penalizando el ahorro y la riqueza de las familias", según ha apuntado Ibáñez. En cuanto al tributo de sucesiones, Barrachina desvela que más de medio millar de familias castellonenses "se han visto abocadas a renunciar a herencias al no poder hacer frente a los costes de un tributo que es injusto", ha explicado.

Por otro lado, el PP ofrece simplificar las barreras burocráticas y acabar con el impuesto que grava la compra de una vivienda y que tiene en los jóvenes sus principales afectados, según explicó el presidente provincial de la formación. Así, el programa electoral popular contempla rebajar este tributo del 10 al 6% en las compraventas de inmuebles con un valor de hasta 200.000 euros y mantener el 10% las consideradas de alto standing, y cuyo valor se estima por encima del millón.

Otro de los aspectos que contempla esta "revolución fiscal" del PP a nivel autonómico es la supresión de la tasa "que penaliza a la industria cerámica castellonense", como es el caso de la eliminación de residuos, además de fomentar el desarrollo de la cogeneración y las energías limpias en el sector, según explica Ibáñez.

Autónomos y trabajadores domésticos sin remuneración

En cuanto a los trabajadores acogidos al régimen de autónomo, los populares extienden la tarifa plana a los dos años, mientras que para los menores de 30 años esta tarifa no tendrá coste alguno durante el primer año. Además, aquellos autónomos que quieren contratar a algún trabajador, contará con ventajas para asumir las cotizaciones de la Seguridad que, en algún caso, será de cero.

Por otro lado, tanto Ibáñez como Barrachina informaron de las ventajas fiscales que disfrutarán las personas que trabajan en casa y no cuentan con remuneración económica, ya que "por primera vez se les reconocerá el derecho a que se puedan jubilar con una base mínima de cotización". Así un gobierno presidido por Bonig, explican, hará que la Generalitat asuma el 40% de las cuotas que tengan que hacer frente estas personas.

Para Ibáñez estas propuestas "tratan de contrarrestar el hachazo fiscal que el gobierno de Ximo Puig ha venido dando a los valencianos". El diputado popular calcula que durante la etapa socialista, el Consell ha llegado a recaudar en impuestos más de 3.000 millones de euros y 200 millones en tasas más que en la etapa del PP, lo que ha hecho que "la vida se haya encarecido" en un contexto en el que ya es evidente una desaceleración con expedientes de regulación de empleo y despidos. "Una mayor presión fiscal no ha servido para evitar este enfriamiento de la economía", según resume el diputado popular quien reitera que "donde mejor está el dinero es el bolsillos de los ciudadanos".

Por otro lado, desde el PP se propone ayudas a la natalidad con bonificaciones que van desde los 600 euros para el primer hijo, 750 para el segundo y 900 para el tercero, además de ayudas para nacimientos múltiples, que se incrementrán en 600 euros más.

Barrachina, por su parte, recordó en su intervención que con ésta será "la tercera vez que un gobierno del PP tendría que resolver una crisis generada por las políticas socialistas", además de insistir en la necesidad de rescatar la tributación que se dio en la etapa de José María Aznar y Mariano Rajoy, que permitió la creación solo en la provincia de Castellón de 50.000 y 30.000 empleos, respectivamente. “El PSOE ha reducido ya la creación de empleo en más de un 70% con respecto a los mismos datos del año pasado y lo que queremos es que esto se quede ahí y sea solo un frenazo” por eso, señala Barrachina “el PP viene a proponer rebajar cinco impuestos para que la provincia de Castellón siga creciendo”.

El número uno en la lista del PP a Les Corts por Castellón indica que la fórmula para hacer frente a este gasto social es la creación de empleo y, con ello, el incremento de cotizantes. A más cotizaciones, más empleo y menos impuestos, según apostilla Barrachina a la hora de responder quién paga esta "revolución fiscal" que promueve su partido.



Noticias relacionadas

next