la formación valencianista acusa al edil de cultura de "censurar" películas como 'barbie'

Vox y Compromís abren una nueva 'guerra' cultural en Burriana: Albiol depurará responsabilidades

21/05/2024 - 

CASTELLÓ (EFE). El concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Burriana, Jesús Albiol, ha acusado este martes de "mentir" a Compromís y volver a "arrastrar por el lodo" una vez más el nombre del municipio en referencia a la acusación de "censura" del catálogo de la biblioteca de películas como 'Barbie' o '20.000 especies de abejas'.

En declaraciones a EFE, Albiol ha señalado que a Compromís "no le importa ensuciar la imagen de Burriana a costa de conseguir una noticia que les de rédito". El concejal ha sostenido que "mienten cuando dicen que se censura la compra de películas", del mismo modo que "mentían cuando decían que se censuraba el valenciano, cuando decían que se censuraban libros de temática LGTBI y mienten ahora". Para el edil, "miente quien tiene algo que esconder", y Compromís "tiene que esconder sus vergüenzas porque han sido incapaces de gestionar la Concejalía de Cultura durante ocho años de manera eficaz y eficiente".

Sobre las películas, ha dicho que la información sobre este respecto facilitada por Compromís hace referencia a un expediente de contratación de material de la biblioteca de Burriana y "difundir de manera oral o escrita de una información que no es pública, porque no se llegó a producir una contratación, vulnera el principio de confidencialidad del estatuto del trabajador público". Por ello considera que "se ha vulnerado la confianza entre el técnico y su superior jerárquico, que en este caso soy yo" y podría "justificar la destitución inmediata de la plaza del técnico que ha filtrado la información".

Para Albiol, un funcionario "no debe dejarse llevar por su ideología política" y "si un funcionario quiere hacer política que se presente a unas elecciones". Además, "no se puede afirmar que un técnico es neutral cuando manifiesta públicamente su afiliación a una entidad con un marcado corte ideológico".

Ante estos hechos, la Concejalía de Cultura, "vista la falta de confidencialidad" va a solicitar "la apertura de un expediente disciplinario al funcionario o funcionaria que haya incumplido la confidencialidad por revelación de secretos" y "se va a citar a las personas involucradas para esclarecer quién es el responsable de la filtración con apercibimiento al jefe de servicio y su incoación a título personal a quien corresponda". Así, ha asegurado que "vamos a tomar las medidas que estimemos oportunas dentro del marco legal".

La Concejalía de Cultura tiene la potestad de comprar los materiales para la biblioteca que considere oportunos, ha explicado el edil, porque "no todos los expedientes se tienen que firmar". "No existe la obligación de que el concejal firme todas las propuestas que el técnico le hace", ha apuntado. La actuación de la Concejalía de Cultura "siempre ha estado dentro de los márgenes que marca la normativa vigente", ha finalizado el edil.

Noticias relacionadas

next