Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

visitas guiadas en el móvil 

El Fadrí y el Refugi desde casa: 'reabren' en Internet tras nueve meses a puerta cerrada

31/12/2020 - 

CASTELLÓ. No pasaron el Fadrí ni el Refugi Antiaeri de la plaça Tetuán por los filtros de la desescalada. Para ellos, la nueva normalidad pasó de largo y por eso ya llevan nueve meses cerrados. Sin ninguna clase de actividad. Sí lo hicieron en cambio, el Museu de la Mar, el Museu d'Etnologia o el Castell Vell, todos gestionados por el macro proyecto del Museu de la Ciutat de Castelló (MUCC), que volvieron a abrir sus puertas el pasado 16 de junio. ¿Por qué unos sí y otros no? Todo tiene que ver con su estrechez. Su estrechez, incluso para algunos claustrofóbica, complica las visitas con distanciamiento social y en aforos tan reducidos. 

En el Fadrí no caben exactamente más de veinte personas. Con el aforo al cincuenta por ciento, como establece actualmente la normativa sanitaria, se quedan en diez. Pero, aunque no habría ningún problema en reunir a una decena de personas -nunca suele albergar tantas-, no está el campanario de Castelló capacitado ahora mismo para tanto transito. Tampoco el Refugi, que sirvió durante la Guerra Civil para proteger a la ciudad de los ataques aéreos, se ve ahora capacitado para aglutinar, en su caso, a 30 personas. 

Meses atrás, la misma directora del MUCC, Ana Meseguer, aseguraba a Castellón Plaza que, en caso de abrir, iban a proponer que en el Fadrí y el Refugi el aforo fuera incluso menor a un 30 por ciento -por entonces se manejaba esta cifra para los espacios culturales- y avanzó que adaptarse a los nuevos tiempos no sería una cosa "de un mes o dos". Más bien de esperar a la vacuna y a que esta llegara al máximo número posible de población. Por todo esto, ambos centros continúan cerrados desde marzo y hasta que "la situación sociosanitaria se reconduzca", como ha reafirmado la concejala Verònica Ruiz.

Ahora bien, si algo ha aprendido estos meses la cultura a base de fuerza es a reinventarse y a buscar alternativas, sea donde sea. En su caso, Cultura de Castelló ha optado por no esperar más y 'reabrir' todos sus espacios virtualmente. Así, solo hace falta pasar el escáner por un código QR para entrar en todos los museos y monumentos. A partir de aquí, lo que se ofrece es una visita guiada de forma virtual tanto por el Refugi, el Fadrí, el Museu de la Mar, el Museu d’Etnologia y el Castell Vell. Un recorrido que todavía no recuerda al paseo por un museo, ya que salta de sala en sala (o de bloque en bloque) sin dar la posibilidad de perderse por el camino, pero que puede ser suficiente para aquellos turistas o vecinos que se hayan topado durante casi un año con el cartel de cerrado.




 


Noticias relacionadas

next