X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el consistorio sacó a concurso en mayo la concesión por segunda vez

Nules mantendrá abierto el parking de la avenida Castellón aunque fracase de nuevo su privatización

15/09/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Nules mantendrá abierto las 24 horas el parking subterráneo de la avenida Castellón aunque fracase por segunda vez el proceso para adjudicar su gestión a una empresa privada. Así lo ha asegurado el concejal de Urbanismo, César Estañol, quien ha recordado que el garaje “funciona totalmente automatizado, sin personal, solamente tenemos personal puntual de mantenimiento y limpieza”.

El consistorio de Nules activó el pasado mes de mayo, por segunda vez, el concurso para adjudicar la explotación del aparcamiento en régimen de concesión a 40 años. Lo hizo después de que fracasara hace casi un año el anterior proceso por falta de empresas interesadas. Este segundo pliego de condiciones es idéntico al primero, por lo que la probabilidad de que vuelva a quedar desierto es alta. Si se repite esa eventualidad, Estañol ha asegurado que el parking permanecerá abierto con las mismas premisas. “Desde que terminó la anterior empresa no hemos vuelto a cerrar el servicio, estamos realizando la gestión municipal con bastante reducción de costes”, ha remarcado.

Cabe recordar que Sedesa Concesiones, propiedad de la familia Cotino, construyó el garaje subterráneo en 2008 gracias a los 2,6 millones de euros de financiación de Caixabank. Sin embargo, tras abrirlo en 2009 no logró vender ni una sola de las 250 plazas de estacionamiento y apenas firmó una decena de alquileres entre los vecinos de Nules. Ante el rotundo fracaso del negocio, cuatro años después, en noviembre de 2013, cerró la instalación y renunció unilateralmente al contrato de concesión.

El actual ejecutivo municipal impuso a finales de noviembre de 2018 una sanción de 784.052 euros a Sedesa Concesiones –hoy en fase de liquidación—por desentenderse del garaje y otra de 18.150 euros por el gasto de mantenimiento que acarreado hasta ahora a las arcas municipales, al tiempo que licitó por primera vez sin éxito el contrato de concesión.

El pliego de condiciones del nuevo contrato de concesión fija un canon máximo de explotación de 3,6 millones de euros y otro de 3.000 euros anuales a abonar por la concesionaria. Además, impone durante los primeros 18 meses una tarifa de 45 euros en horas nocturnas, 15 en horas diurnas, 6 euros mensuales durante las horas del mercado del miércoles, 5 euros de tarifa plana durante cada fiesta patronal y 0,015 euros por minuto por el aparcamiento de rotación, entre otros importes. A partir del décimo noveno mes, la empresa concesionaria ya tendría plena libertad para fijar sus propias tarifas.

Noticias relacionadas

next