X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Boom de la energía solar en Castellón: tramitan al menos 800 millones de inversión tras 6 años en coma

23/04/2019 - 

CASTELLÓN. Los próximos serán los años de las energías renovables en España. Así parecen apuntarlo todos los indicios y Castellón no será una excepción. De hecho, las comarcas castellonenses vivirán un boom de proyectos, según los responsables del sector. A los nuevos parques eólicos que ya están en tramitación, dos impulsados por el yerno de Florentino Pérez y otros cinco por Renomar, con Fernando Roig al frente, se suman los proyectos de energía fotovoltaica. 

Tanto es así que actualmente "tenemos constancia de desarrollos de proyectos solares por más de 800 megavatios (MW)" de capacidad energética instalada en el territorio provincial, señala el presidente de Avaesen, la Asociación valenciana de empresas vinculadas a la energía, Marcos J. Lacruz. Y esta es "una cifra conservadora", señala. 

Para poner en contexto la cifra solo hace falta echar un vistazo a las instalaciones que actualmente producen electricidad a partir del sol en Castellón: en total suman 50 MW, según las cifras oficiales de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Empleo.

Y es que el sector ha vivido una parálisis de seis años en los que no se ha materializado ni una instalación en el territorio provincial debido a las trabas que desde la Administración central se había puesto a este tipo de proyectos, con el conocido como impuesto al sol como el ejemplo más popular. El cambio en la legislación (el más reciente es el decreto sobre autoconsumo que elimina la tasa por la generación eléctrica a partir del sol y que permite compensar la energía que se vierte a la red), pero sobre todo el abaratamiento de los costes (las placas han pasado en pocos años de costar 800 euros a un centenar), son las razones fundamentales que explican la eclosión de los proyectos, que proliferarán por el interior castellonense como si de setas, en este caso presentes durante todo el año, se tratase. 

Revitalizador del interior

Y es que esta es una de las grandes bondades que el sector fotovoltaico puede aportar a las comarcas castellonenses. Aparte de las instalaciones para autoconsumo, muchas de las cuales se llevan a cabo sobre cubierta, los parques solares necesitan de suelo barato para materializarse, y este se encuentra, sobre todo, en las zonas rurales, las más necesitadas de actividad económica. 

En este sentido, los proyectos pueden ser todo un revulsivo. Según las estimaciones de Avaesen, para materializar cada megavatio de potencia instalada se necesita una inversión de casi un millón de euros, sumando la construcción de los parques y la adaptación de las subestaciones eléctricas. Así, a estas alturas del año supondrían ya una inversión "cercana a 800 millones de euros", señala Lacruz. 

En cuanto al empleo, se pueden generar "unos 550 puestos de trabajo" mientras se desarrollen las instalaciones, apunta el presidente de Avaesen. En este sentido, Lacruz destaca que estos proyectos son una oportunidad para todas las empresas. Y es que, con la tecnología actual, "cualquier instalador eléctrico, de cualquier tamaño, ve en la fotovoltaica una oportunidad de negocio", debido a que el autoconsumo comienza a ser una realidad en instalaciones como granjas o casas rurales. 

Falta de personal ante el aluvión de proyectos

Eso sí, para que todo ello se plasme las empresas piden agilidad a la Administración en la tramitación. Y es que, como la propia secretaria autonómica de Economía, Blanca Marín, ha reconocido públicamente, la Generalitat no cuenta en la actualidad con la plantilla suficiente para tramitar el aluvión de proyectos que le ha llegado. Frente a esto, el departamento que encabeza el conseller Rafa Climent ya ha previsto en los presupuestos para este año un incremento de la dotación para personal del 61%, como ha detallado Marín. 

Además de estos refuerzos, el sector exige una menor carga burocrática en la tramitación, al estilo de lo que ya ha recogido la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP) para los proyectos de menos de 5 MW, para los que no exige la declaración de interés comunitario. Si finalmente se consigue tramitar los proyectos, este mismo año puede comenzar el boom de la fotovoltaica en Castellón. 

next