Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de enero y se habla de

La patronal ascer cifra el impacto del coronavirus en un 6%, que es lo que se esperaba crecer

El azulejo salva el año y lo cerrará con las mismas ventas de 2019 gracias al auge de la exportación

14/12/2020 - 

CASTELLÓ. El sector azulejero cerrará 2020 con las mismas ventas que el año pasado. Esta es la previsión que ha dado a conocer el vicepresidente de la patronal Ascer, Ismael García, en una rueda de prensa con el conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la que han hecho balance del convenio suscrito el pasado verano para impulsar al sector

Con este crecimiento cero, la principal industria castellonense conseguirá una facturación global de alrededor de 3.750 millones de euros. La diferencia respecto a 2019 estribará en los mercados de destino. No en vano, según ha señalado García, la caída registrada en el mercado nacional "se está compensando con el poquito de más que se está exportando". 

Aunque el próximo lunes Ascer realizará el tradicional balance del año, García ha adelantado estas cifras. Estas traslucen también la afección de la pandemia sanitaria, que no solo hace referencia al cambio en los destinos de los azulejos y baldosas castellonenses, sino que el coronavirus ha hecho que finalmente no se haya podido alcanzar los objetivos con que el sector abrió el año. Así, la caída sobre la previsión de ventas será "del 6%", ha precisado el vicepresidente de la patronal cerámica. 

Estados Unidos, Alemania y Oriente Medio

Entre los principales destinos, además de Estados Unidos, donde evidentemente ha ayudado el hecho de que la Administración americana haya mantenido los aranceles antidumping a las baldosas chinas, tal y como ha reconocido García, Alemania y Oriente Medio son algunos de los mercados en los que los fabricantes castellonenses más van a crecer. Esto se ha logrado toda vez que en mercados como Arabia Saudí se han superado las trabas proteccionistas, como la marca de calidad que exige el país y que han ido obteniendo las compañías españolas. En cambio, estas barreras se siguen manteniendo para muchos productores chinos e indios, ha indicado García. 

Con todo ello, el sector ha logrado salvar un año que se había puesto muy difícil con las medidas preventivas que en todo el mundo se han impuesto a raíz de la expansión del SARS-CoV-2. Así, tras arrancar 2020 "por encima de los objetivos", en primavera las ventas y la producción se desplomaron. Ambas se han ido recuperando poco a poco, hasta el punto que el final del año está siendo muy positivo, ya que la previsión en septiembre era cerrar con un 10% de caída en el volumen de negocio

Salida de stock y piezas más grandes

El crecimiento cero en la facturación no se verá totalmente correspondido en la producción, que sí registrará una ligera caída, hasta quedar por debajo de los 500 millones de metros cuadrados. No en vano, fuentes del sector señalan que, como ya sucedió el año pasado, los fabricantes castellonenses han continuado este año dando salida al stock acumulado. Asimismo, la reorientación hacia la fabricación de piezas más grandes hace que el producto tenga más valor añadido y por tanto mayor precio. 

En este punto también se deja ver la incidencia de la crisis sanitaria. Y es que, en un año normal, las piezas se estarían vendiendo más caras. 

Noticias relacionadas

next