Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El brote de Castelló se propaga por la familia pero no afecta a otros participantes en la fiesta nocturna

1/07/2020 - 

CASTELLÓ. El brote de coronavirus de Castelló se propaga por la misma familia. A través de una segunda prueba PCR, Salud Pública confirmó este miércoles siete nuevos positivos, todos miembros de la misma unidad familiar que participaron en la comida del día 24 en una casa del barrio de San Agustín. Con ello, ya son veintitrés las personas contagiadas. 

Entre los nuevos casos confirmados los hay tanto de esta barriada castellonense como de San Lorenzo, donde convive otra rama de la familia. Eso sí, fuentes sanitarias tienen la esperanza de que el brote se circunscriba, al menos casi exclusivamente, a personas vinculadas por parentesco. 

En este sentido, según ha podido saber Castellón Plaza, entre las pruebas realizadas al entorno de la familia ya se conocen negativos confirmados entre los participantes de la fiesta nocturna que se celebró en San Lorenzo y en la que no participaron los cuatro miembros de la familia llegados de Lleida, posible foco del brote, según ha apuntado Sanidad desde un primer momento. 

Este es un aspecto que induce al optimismo a los responsables de Epidemiología. Y es que, como ya indicó este diario, se tiene la esperanza de que la carga vírica en el momento en que se celebró la fiesta, por la que pudieron pasar alrededor de 80 personas, fuera baja entre los casos ya confirmados y así estos no pudieran contagiar la enfermedad a quienes estuvieron en contacto con ellos durante esa noche del 24. 

Sin ingresos hospitalarios

Fuentes sanitarias también han confirmado que, por el momento, no se han producido ingresos hospitalarios, ni entre los dieciséis positivos que se dieron a conocer el lunes, ni entre los nuevos siete confirmados de este miércoles. Al menos así era hasta las 15.00 horas, momento en que los centros sanitarios hacen balance. 

Los nuevos casos eran casi esperados entre quienes hacen el seguimiento de la enfermedad, al haber tenido un contacto muy estrecho con los otros miembros de la familia en los que ya había sido detectada la covid-19.

Cambio de rutinas en los barrios

Junto a la preocupación, el brote ha motivado un cambio evidente en los hábitos sociales de ambos barrios castellonenses. Habitualmente con mucho ambiente en las calles, desde el lunes tanto en San Agustín como en San Lorenzo, y especialmente en este último, las salidas de los vecinos se han reducido sensiblemente. 

Epidemiología y Salud Pública siguen analizando los entornos de los casos confirmados a través de diferentes pruebas PCR diarias.

Noticias relacionadas

next