El campo valenciano se asoma al abismo: AVA-Asaja estima pérdidas de 1.140 millones

12/01/2022 - 

CASTELLÓ. El campo vive una situación más que complicada. Al menos así lo ven los productores. En su balance agrario anual, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha lanzado este miércoles una voz de alarma: solo el año pasado el sector primario de la Comunitat acumuló pérdidas por valor de 1.140 millones de euros. Estas proceden de dos vías: el aumento de costes, con unas cargas adicionales de 500 millones de euros; y los ingresos no percibidos debido a diferentes causas, con un importe de 640 millones. 

En el caso de los primeros, se han encarecido todos los elementos relacionados con la agricultura y la ganadería, pero especialmente la energía eléctrica (+270%), el gasóleo (+73%) y los abonos (+48%), señalan desde la asociación agraria. En cuanto a los ingresos que se han quedado por el camino, 230 millones derivan de la falta de precio de diferentes productos; 250 de la producción perdida a causa de las plagas que no se han podido tratar como se debería; 100 millones por inclemencias meteorológicas (como el pedrisco que afectó especialmente a la Plana Baixa o la DANA de inicios de año, con gran afección en Benicarló); 35 millones por daños de la fauna salvaje y otros 25 por los robos. 

Especialmente afectada se ha visto la provincia de Castellón, con 200 millones de pérdidas, 90 de ellos debidos, directamente, a la afección del cotonet de Sudáfrica que está maltratando a los cítricos, estiman en la organización agraria. 

Un 2022 "negro"

Todo esto está teniendo consecuencias, "como el abandono de 2.000 hectáreas de cítricos", centrado sobre todo en las clementinas, señala el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado. Y lo peor es que, después de un año nefasto, 2022 se prevé "negro si no actúan los políticos", asegura. No en vano, el ejercicio pasado acabó con una crisis brutal de determinados cultivos, como la navelina. Pero no es el único.

Tanto es así que hay dieciséis actividades agropecuarias que funcionaron mal. Entre ellas "los cítricos, la viña, el caqui, el porcino, la cabaña aviar,...", apunta Aguado. Otras 10 actividades se mostraron "estables" el año pasado, pero se trata de cultivos "minoritarios", como el aguacate, el kiwi, la algarroba, la xufa, el cereal o la alcachofa. En la vertiente contraria, tres cultivos -la aceituna, la almendra y la granada- "salvaron la cara", algo que también lograron la cabaña ovina y caprina, señala. 

En esta tesitura, desde AVA-Asaja solicitan acciones por parte de las diferentes administraciones, cuya normativa no beneficia -cuando no perjudica directamente, como en el caso de la legislación comunitaria- al campo valenciano. Como ejemplo, Aguado pone la ley de modernización de estructuras agrarias de la Generalitat, que califica de "fracaso". "Es necesario un debate profundo en la Comunitat, porque, si no, la agricultura valenciana no tiene futuro", reconoce. 

164.000 hectáreas perdidas en 30 años

No en vano, "somos la comunidad española y europea con menos jóvenes" trabajando en el campo "y la única que ha perdido superficie cultivada -las citadas 2.000 hectáreas- en el último año", asegura. Con ello, ya son 164.000 las hectáreas productivas valencianas echadas a perder en los últimos 30 años, destaca. "Y es en los últimos 15 cuando la pérdida es más exagerada". 

"No puede ser que un litro de leche sea más barato que uno de agua, o que 14 kilos de navelina cuesten menos que un café", remarca el dirigente agrario. "Las acciones de los políticos no sirven y son los agricultores los que están triturando las hortalizas en el campo", incide. 

Gran manifestación el 20 de marzo

En esta tesitura, los productores de toda España preparan un final del invierno e inicio de la primavera reivindicativo, que culminará el 20 de marzo "con la gran manifestación del mundo rural" en Madrid, indica Aguado. Antes de esa acción, el presidente de AVA-Asaja asegura que llevarán a cabo un par de protestas en València. La primera que estaba prevista, una tractorada hasta el puerto de València por la importación de arroz a través del mismo, ha quedado de momento pospuesta debido a la pandemia. 

Noticias relacionadas

Agroseguro estima que las indemnizaciones a agricultores superan los 125 millones 

La conservación de humedales, aliada del clima y también del sector agrícola

Por  - 

 El sector agrícola, cada vez más afectado por el cambio climático, puede beneficiarse de acciones de restauración de humedales que a su vez buscan frenar el calentamiento: el carrizo que se siega en un proyecto de conservación se entrega a agricultores locales, que lo emplean para mejorar el rendimiento de sus cultivos.

next