Hoy es 27 de enero y se habla de Plan de Rehabilitación cursos bienestar fever FEMINISMO

El Gobierno pretende (de nuevo) que Castelló consuma el agua de la desaladora de Orpesa

5/08/2021 - 

CASTELLÓ. En su afán por encontrar nuevos usuarios para las dos desaladoras ubicadas en la provincia, de forma que más ayuntamientos se sumen a los actuales usuarios y se repartan los costes de amortización de las plantas, el Gobierno pretende conectar la planta de Cabanes-Orpesa con la ciudad de Castelló. De hecho, esta intención no es nueva, aunque ahora está recogida con mayor definición.

Así aparece en el plan Hidrológico de Cuenca que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha elaborado para el próximo sexenio 2022-2027 y que incluye otras dos obras de canalizaciones con las que sumar clientes para las desaladoras de Orpesa y Moncofa. En total, la inversión prevista es de 17 millones de euros y el Ministerio para la Transición Ecológica plantea asumirlos en su totalidad.

Segunda propuesta para Castelló

La primera obra (y la más barata, estimada en 2 millones de euros) es la construcción de una conducción desde el depósito de La Parreta, en Benicàssim, hasta Castelló, con el objetivo de posibilitar el suministro de agua desalinizada desde la desaladora de Oropesa. Está previsto que Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), que gestiona las desaladoras, ejecute esta obra entre 2026 y 2027, con lo que en este último año la capital provincial ya podría abastecerse de agua desalada. 

No debe extrañar lo elevado del plazo, porque ya en su anterior Plan de Cuenca (2016-2021), la CHJ y el Ministerio preveían conectar la desaladora de Cabanes-Orpesa con el Consorcio de la Plana, de forma que se aliviase la presión sobre los acuíferos de la zona, como recoge el documento. Para ello preveía una inversión de 3,5 millones de euros, a los que se debían sumar otros 3,5 para un depósito de regulación a la salida de la planta. Las obras deberían haber comenzado en 2016... pero nunca se han materializado.

Agua desalada en vez de pozos

Sí es nueva la intención de conectar la desaladora con Alcalà de Xivert, cuyo abastecimiento el anterior Plan de Cuenca pretendía mejorar a través de pozos. En la nueva propuesta, la CHJ prolonga la conexión que en el anterior documento se intuía para llevar el agua desalada hasta Torreblanca, pero que no acababa de estar definida. 

Ahora, también en 2027, ambos municipios deberían tener acceso a este abastecimiento. Para ello, la inversión sería más elevada, de 7 millones de euros, y las obras se prolongarían durante seis años, desde 2022 a 2027. No en vano, la distancia a cubrir por las nuevas canalizaciones es mucho mayor a la necesaria hasta Castelló, ya que partirían de la desaladora. El motivo de que el Ministerio plantee estas conexiones estriba en la afluencia de turistas a ambas localidades, pero sobre todo a Alcossebre, cada verano. 

Reduce la conexión de la planta de Moncofa

En lo que se refiere a la desaladora de Moncofa, el Ministerio propone conectarla con el Consorcio de Aguas de la Plana Baixa. Este es un planteamiento que también recogía ya en su anterior plan de cuenca, 2015-2021. De hecho, en aquel plan la propuesta era más ambiciosa y pretendía unir la planta también con la comarca valenciana del Camp de Morvedre y el sur de Castelló y Vila-real mediante una inversión de 15,6 millones de euros que debía comenzar en 2016 y nunca se llevó a cabo. 

Ahora, Acuamed tiene prevista la ejecución de una conducción de unos 3,8 kilómetros que, en una primera fase, permitiría conectar con los municipios de Nules, la Vall d'Uixó y la Vilavella mediante un presupuesto de 8 millones de euros. La obra se ejecutaría entre el próximo año y 2024.

Obras ambiciosas que se enmarcan en un plan que recoge otras que todavía lo son más y con las que Acuamed, la CHJ y el Ministerio para la Transición Ecológica pretenden solventar las quejas de los cuatro ayuntamientos que actualmente se abastecen de agua de las desaladoras en virtud de un acuerdo temporal que pospone la amortización de las plantas. Antes de que todos estos proyectos entren en funcionamiento habrá acabado el plazo de estas autorizaciones temporales, con lo que la negociación volverá a estar sobre la mesa.

Noticias relacionadas

next