Hoy es 25 de septiembre y se habla de

La maquinaria cerámica registra los primeros impagos pero aún sortea la crisis energética

25/05/2022 - 

CASTELLÓ. El sector de la maquinaria cerámica registra ya los primeros impagos derivados de la crisis energética que lastra a quienes le abastecen de pedidos, los fabricantes de revestimientos y baldosas. Esta mala noticia, pese a todo, todavía no es una constante en la industria castellonense y las compañías integradas en la patronal Asebec están sorteando de forma aceptable, en lo que se refiere a su actividad y proyectos en marcha, la crisis derivada de la invasión de Ucrania. 

Al menos, la evolución está siendo mejor de lo que esta rama económica preveía hace solo dos meses y medio, cuando el estallido bélico alzó todas las alarmas y sumió en la incertidumbre a las empresas dedicadas a la fabricación de componentes y al mantenimiento de los equipos. Es cierto que en algunos talleres se ha reducido la actividad, pero también lo es que el trabajo está garantizado hasta después del verano, cuando muchas fábricas paran los hornos para acometer trabajos de conservación. 


Así las cosas, junto a las fuertes inversiones que vienen realizando algunos fabricantes punteros, los trabajos más modestos conviven con aquellas pese a la encrucijada en que se encuentra la industria azulejera. Asimismo, fuentes de la maquinaria concretan a Plaza Cerámica que todavía se están cerrando pedidos para el tercer trimestre de este año. 

Los costes, la cruz

Eso sí, hay una rémora importante en toda esta actividad, que como a sus hermanos fabricantes de azulejos también resta márgenes a la maquinaria: los costes se han convertido en un gran problema. Además de la energía, el aumento de la cotización de las materias primas es un lastre para un sector que pese a la innovación no puede separarse de sus condicionantes. 

Y la previsión es que, aunque se resuelva el conflicto bélico, la escalada de precios no baje a corto plazo. "Las condiciones se van a mantener durante un buen tiempo", señalan otras fuentes consultadas. Con ello, estos fabricantes también deben tratar de compensar, mediante el aumento de precios y otras vías, este aumento de costes. 

La transición energética, reto y oportunidad

En cuanto al futuro, la transición energética que llega impuesta desde Bruselas se convierte en una oportunidad para el sector de la maquinaria. De hecho, en estos momentos diversos fabricantes cerámicos están cambiando hornos por otros más eficientes para hacer frente a los costes energéticos. Además, otra de las vías con mayor actividad es la instalación de placas fotovoltaicas. Para acometer proyectos más ambiciosos, eso sí, habrá que seguir innovando... y ahí la industria castellonense siempre ha tenido mucho que decir. 

Noticias relacionadas

next