Hoy es 19 de julio

La universidad echará mano a sus remanentes para hacer frente a la complicada situación

La UJI aprueba unos presupuestos de 142 millones para 2023 y aportará 9,2 para afrontar gastos

15/12/2022 - 

CASTELLÓ. (MS/EP). El Consejo de Gobierno de la UJI ha dado luz verde este miércoles a las cuentas de la universidad castellonense para el próximo año. Un presupuesto que asciende a 142 millones de euros y que posiblemente haya sido el más complicado de cerrar en los treinta años de historia de la universidad. Y es que, el pasado mes de noviembre, la Universitat Jaume I dejó en stand by la elaboración de sus cuentas al considerar que el presupuesto previsto por el Consell para la universidad castellonense ponía en peligro el funcionamiento normal de la universidad, ya que no cubría sus "necesidades reales".

Tras el compromiso de la Generalitat Valenciana de aportar 30,8 millones adicionales para el conjunto del sistema universitario valenciano (3,1 para la UJI), la universidad castellonense ha podido aprobar el proyecto de presupuesto para 2023 por un importe total de 142.735.000 euros. Aunque este dinero adicional permitirá asumir parte de la subida de costes estructurales de funcionamiento, la universidad que dirige Eva Alcón se ha visto en la obligación de echar mano a sus remanentes y aportar 9,2 millones de euros para atender gastos energéticos y de infraestructuras. 

Asimismo, la UJI recuerda que este presupuesto se ha aprobado en un contexto de "importantes incertidumbres" en forma de ingresos que sitúan a la universidad en un contexto económico "restrictivo" para el ejercicio de 2023 y posteriores. De esta manera, la universidad tendrá que priorizar gastos para asegurar su sostenibilidad financiera "por responsabilidad como institución pública ante esta situación de dificultad".

La Jaume I también prevé obtener recursos adicionales procedentes del plan plurianual de financiación, que se encuentra ahora en proceso de negociación. Por tanto, el proyecto de presupuesto para el próximo año asciende a 142.735.000 euros y está dividido entre 130.150.883,57 euros de los ingresos y gastos no afectados -los que atienden al funcionamiento ordinario de la Universidad- y 12.584.116,43 euros de los afectados -aquellos que cuentan con una financiación específica para la realización de proyectos concretos-.

No se puede comparar al de 2022

Pese a que la cifra del presupuesto para 2023 es más alta que la del año pasado (las cuentas de 2022 ascendían a 125,5 millones de euros), la UJI advierte que este presupuesto no se puede comparar directamente con el del año anterior porque se ha cambiado la manera de presupuestar ingresos y gastos en diferentes aspectos. 

Entre otros, se incluye en el presupuesto inicial el coste de la subida salarial aplicable por ley durante el año -en 2022 y en los ejercicios anteriores no se hacía-; se han incorporado inversiones y gastos como el sobrecoste de energía eléctrica, que en años anteriores se añadían después mediante modificaciones presupuestarias para incorporar remanentes; y se ha incluido el ingreso anualizado de proyectos plurianuales que, en presupuestos anteriores, se incorporaban también después de iniciado el ejercicio a través de modificaciones presupuestarias.

En cuanto a las bases de ejecución del presupuesto para 2023, se han actualizado a consecuencia de los distintos cambios técnicos y legislativos. El proyecto de presupuesto aprobado también incluye las tarifas de cesión de espacios, equipación, actividades y cursos de la Universidad para el año 2023.

Plan de acción de gobierno y plan de inversiones

Del mismo modo, el Consejo de Gobierno ha aprobado el plan de inversiones propias para el periodo 2023-2026 para contar con una planificación que permita llevar a cabo las inversiones necesarias para realizar las actividades propias de la Universitat Jaume I. Tal y como han informado fuentes de la universidad, este plan de inversiones contempla dos posibles escenarios dado el contexto presupuestario incierto para los próximos años.  Por un lado, un escenario de normalidad financiera y un escenario más ajustado a la realidad que se vive actualmente en el que la financiación ordinaria no permite un aumento de gastos corrientes y en el que se prioriza finalizar las obras en curso y las inversiones que suponen un ahorro energético. 

Este nuevo plan de inversiones se estructura en cuatro ejes y 10 acciones y contará con una inversión de 22.010.500 euros o de 10.960.000 euros, en función de cuál sea el escenario financiero para los cuatro próximos ejercicios. En el caso del escenario más restrictivo, más de la mitad de la inversión corresponde a obras de adecuación de espacios y obras para mejorar la eficiencia energética ya licitadas, cuya ejecución finalizará en 2023.

Asimismo, el Consejo de Gobierno de la Universitat Jaume I ha aprobado el Plan de acción de gobierno 2023-2026 que recoge los objetivos prioritarios y las acciones a desarrollar en los próximos cuatro años.

La rectora de la UJI, Eva Alcón, ha destacado durante la presentación del Plan que "este se desarrollará en un contexto de mucha exigencia para la UJI y, en general, para el sistema universitario, por la responsabilidad que tenemos como institución de responder a los desafíos sociales, ambientales y económicos; por los retos de adaptación internos derivados de las reformas legislativas y, por la necesidad vital de garantizar un modelo autonómico de financiación universitaria suficiente y justo".

Noticias relacionadas

next