Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 28 de noviembre y se habla de cd castellon CIUDADANOS CASTELLÓ evha coronavirus

la fiesta, de interés turístico provincial, llega a reunir a 15.000 personas en el centro

Vila-real suspende la Fira de Santa Catalina para evitar contagios en plena segunda ola de covid-19

23/10/2020 - 

VILA-REAL. El Ayuntamiento de Vila-real ha tomado la decisión de suspender la Fira de Santa Catalina, fiesta declarada de interés turístico provincial que tenía previsto celebrarse el último día domingo de noviembre, debido al actual contexto sanitario marcado por la segunda ola de la covid-19 y las recomendaciones para asegurar la distancia social, algo que resulta difícil de garantizar en un evento que reúne en el centro de la ciudad a 15.000 personas.

El alcalde de la ciudad, José Benlloch, ha informado este viernes de la decisión, que anula los preparativos impulsados recientemente por el propio ayuntamiento que establecían la puesta en marcha de miniferias distribuidas de manera estratégica y separadas por el casco urbano, con el fin de evitar unas aglomeraciones y tránsito de visitantes. La evolución de la pandemia, finalmente, ha obligado al Ayuntamiento a cancelar una edición con el fin de reducir los riesgos de contagio.

La suspensión de la fira, según ha explicado el alcalde, no supondrá un perjuicio económico a las arcas municipales ya que el Ayuntamiento tiene en suspenso las tasas de ocupación de vía pública, algo que anunció seguirá hasta el año próximo como medida de apoyo a la hostelería y al comercio local, que se ha visto afectado de manera importante por la covid-19.

Benlloch ha señalado que, aunque los datos actuales en la ciudad no llegan a ser alarmantes, sí se ha referido a la situación en otros municipios del entorno y la previsión de que será necesario adoptar nuevas restricciones a nivel autonómico y nacional, como el toque de queda anunciado por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. 

El alcalde entiende que es la mejor decisión ya que calcula que hasta 15.000 personas pasan por la feria cada año y, aunque ya se estaba trabajando en un dispositivo especial con un total de 8 recintos diferenciados y controles de aforo y medidas de higiene, "la situación actual, hacer este sobreesfuerzo no tendría sentido". 

“Suspendemos la feria de este año para poder celebrar la de 2021”, ha remarcado Benlloch, quien ha explicado además que el anuncio de la suspensión se hace ahora cuando todavía falta un mes para su celebración porque "en esta feria participan vendedores de toda España, muchos de los cuales ya se han interesado para acudir, y no podemos generar expectativas".

Los mercados ambulantes seguirán en los actuales emplazamientos

El alcalde de Vila-real también ha anunciado que de momento se aplaza el regreso de los mercados ambulantes al centro de la ciudad, también por responsabilidad, de forma que el mercado de la fruta y la verdura se mantiene en el aparcamiento situado frente a los juzgados, y el mercado de ropa y complementos continuará en la Ciudad Deportiva Municipal con todos los protocolos de seguridad "que hasta ahora han funcionado muy bien". “Nuestro compromiso siempre ha sido que los mercados ambulantes estén en el centro porque son una oportunidad de generar economía y favorecer el comercio pero en este momento no sería responsable retornarlos al centro”, agrega.

Benlloch ha afirmado, no obstante, que el Ayuntamiento sí que seguirá impulsando la celebración de pequeñas actividades y espectáculos, con aforos más reducidos, y siempre con todos los protocolos anti covid-19, "mientras la ley nos lo permita" como "una forma de mantener el equilibrio entre salud y economía". Además, ha recalcado que "hemos sido un ejemplo al demostrar que se puede volver a poner la ciudad en marcha de forma segura si se toman medidas".

Finalmente, el alcalde ha pedido responsabilidad a la ciudadanía en relación a la celebración de encuentros familiares y de amigos porque "está demostrado que más del 90% de los brotes se producen en estos ámbitos". Así, ha subrayado que "no tenemos que perder la cara al virus" y que "en este momento, si nos confiamos, podemos posar en peligro la vida y el pan de mucha gente".

Noticias relacionadas

next