Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Tetma sigue creciendo fuera de Mosaiq, aunque aún la comparten Atitlan y Simetría

18/10/2020 - 

CASTELLÓ. Técnicas y Tratamientos Medioambientales (Tetma) sigue creciendo en facturación y en 2019 rozó los 20 millones de euros. Y el crecimiento futuro lo tendrá ya fuera del entramado de Mosaiq, el grupo que comparten el fondo inversor Atitlan y Simetría

Según las cuentas de 2019, recientemente depositadas en el Registro Mercantil, el pasado 26 de diciembre se produjo una doble transacción: "El anterior accionista único, Obinesa, ha enajenado la totalidad de las acciones a Mosaiq. Posteriormente, ésta ha transmitido a sus socios la participación sobre la sociedad, perdiendo, por tanto, el régimen de unipersonalidad". En cambio, esto no significa que la compañía haya cambiado de manos. 

Y es que una firma de Atitlan, Balaenoptera Boreals Invest, y dos de Simetría, Unanimitas Cinco Capital e Invernumber, son, con un 50 y un 23,94% en los dos últimos casos, las principales accionistas. Con ello Tetma tiene carácter autónomo en su funcionamiento, aunque el informe de gestión remarca que está integrada en el entramado de Atitlan, el fondo gestionado por Roberto Centeno y Aritza Rodero. Junto al grupo inversor, la familia castellonense Batalla cuenta con el resto del capital social. 

Saca a las UTE de la planta de Onda

Antes de traspasar las acciones de Tetma, Mosaiq sacó a la firma de la mayoría de las UTE en que trabajaba junto otras empresas, de forma que estas a día de hoy todavía dependen del grupo que comparten Atitlan y Simetría. Concretamente lo hizo de cuatro uniones temporales de empresas, las cuatro referidas a Onda: Planta Onda, Transporte ESU Onda, Energía Solar Onda y Transporte y Eliminación RSU Onda. 

Para enajenar la participación de estas cuatro UTE (con participaciones minoritarias en todas, del 33% en tres y del 25% en una cuarta), la sociedad repartió un dividendo mixto con cargo a reservas de 3,3 millones de euros, la mayor parte del cual (2,4 millones) se dio mediante la cesión del crédito que Tetma ostentaba frente a Mosaiq y la otra parte (862.288 euros) en dinero que al cierre de 2019 se encontraba pendiente de pago. Estos 3,3 millones son, junto a 2,1 millones en 2017, los dividendos que Tetma ha repartido en los últimos cinco ejercicios.

Así, a día de hoy, Tetma tan solo participa en dos UTE, la del saneamiento de la localidad valenciana de Albal y la del vertedero de Vilafranca. En ambas su participación es del 80%. Asimismo, cuenta con la mitad del capital social de la empresa Reciclados Integrales SA, Recisa. 

Con todo, y a pesar de que la compañía con origen en Castellón a finales de 1995 logró incrementar su nicho de negocio un 23% respecto a 2018, redujo en 41 personas su plantilla, hasta contar con 487 empleados.

Además, el año pasado su benefició cayó un 90% hasta dejarlo en algo más de medio millón de euros. Y es que en el ejercicio anterior, cuando se produjo la escisión de los negocios de la construcción y medioambiental en Mosaiq, las cuentas estaban marcadas por los 6 millones en ingresos derivados de la enajenación de instrumentos financieros, lo que se tradujo en unos resultados positivos de prácticamente esa cifra. 

En cuanto a la evolución, para este y los próximos años "los administradores mancomunados de la sociedad estiman que se mantendrá la tendencia mostrada en el ejercicio 2019, lo que permitirá mantener la necesaria rentabilidad de las operaciones y el equilibrio financiero y patrimonial". No en vano, a finales de 2019 Tetma anunció ya dos importantes contratos en la provincia de Valencia

Noticias relacionadas

next