Hoy es 25 de septiembre y se habla de

El azulejo confirma la recuperación en el extranjero y registra en mayo los mejores datos de su historia

19/07/2022 - 

CASTELLÓ. El sector azulejero parece haber pasado uno de los peores baches de su historia reciente. Al menos así lo indican los datos oficiales de exportación, a falta de evaluar el impacto de las nuevas alzas del precio del gas, sobre las que la patronal Ascer ya ha advertido que pueden convertirse en un problema incluso de demanda

A la espera de analizar la incidencia de estas circunstancias más recientes, las cifras de mayo de Icex España Exportación e Inversiones confirman que la principal industria castellonense recupera el vigor que había perdido en el primer trimestre del año, cuando llegó al punto de que sus ventas en el extranjero cayeran por primera vez desde el inicio de la pandemia

Ahora, los datos de mayo llegan a contrarrestar tan malas circunstancias. Y lo hacen porque en el quinto mes de este 2022 la industria cerámica vendió productos fuera de las fronteras españolas por valor de 471 millones de euros, una cifra nunca alcanzada en una mensualidad. El incremento registrado es del 50% respecto a mayo de 2021, que no fue un mal mes el año pasado. 

Sobre todo por el incremento de precio

Eso sí, es cierto que el incremento de volumen no es tan importante y se limita al 14%, lo que significa que la razón principal para marcar diferencias respecto a los primeros meses del año estriba en el incremento del precio del producto acabado debido a que los fabricantes se están viendo obligados a repercutir las desmesuradas alzas de la cotización del gas. 

Pese a ello, los 876 millones de kilos de revestimientos y baldosas exportada (Icex no ofrece datos en metros cuadrados, como habitualmente mide el sector su producto a la salida de los hornos) también suponen la mayor cifra nunca registrada por la industria cerámica en un mes. Evidentemente, el hecho de que cada vez se trabaje con piezas más grandes influye en la estadística, pero no hay que olvidar que las compañías también fabrican cada vez más producto más fino. 

Dos récords consecutivos

Así las cosas, el incremento de abril, y sobre todo mayo, que suma casi 80 millones de euros en ventas respecto al mes anterior, que ya era el mejor de la historia hasta el momento, devuelven cierto optimismo a un sector que todavía afronta circunstancias muy complicadas y que confía en encontrar tras el verano, en el que muchas empresas van a tomarse un respiro productivo, una economía global que le permita seguir basando en las ventas la resistencia frente a unos costes que ponen en riesgo su continuidad. 

Noticias relacionadas

next