X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CSeM da el visto bueno a la confluencia y concurrirá a las elecciones con Podem ¿y EU?

2/03/2019 - 

CASTELLÓN. La asamblea de Castelló en Moviment (CSeM) ha aprobado este viernes el preacuerdo alcanzado con Podem Castelló, de manera que da luz verde a la confluencia electoral para las municipales del próximo mes de mayo. Desde la formación morada celebran la decisión de la agrupación de electores que les permitirá concurrir con una papeleta única. La incógnita sigue siendo qué pasará con el tercer interlocutor de la confluencia: Esquerra Unida (EU) deberá aclarar su situación interna para decidir si se suma a la alianza electoral.

CSeM reconoce que el acuerdo "ha sido el resultado de una negociación intensa, compleja y larga, pero que finalmente aporta a la ciudadanía una única candidatura a las elecciones municipales con el objetivo de reeditar e impulsar un nuevo acuerdo como el Pacte del Grau".

Según la formación liderada por Xavi del Señor, la asamblea de CSeM "antepone los intereses de la ciudad a otras consideraciones, con la voluntad de aportar la experiencia y el aprendizaje acumulados durante estos cuatro años a la nueva candidatura de confluencia".

En este sentido, señala que la agrupación de electores siempre ha apostado "por unas primarias sin cuotas de partidos políticos y que la lista solo tuviera correcciones de género". Pero, finalmente, ha cedido al entender que "los partidos políticos necesitan garantizarse representación" y su propuesta no la aseguraba. De esta manera, según el acuerdo alcanzado, se celebrarán primarias conjuntas y abiertas, pero reservando los primeros puestos a cada una de las formaciones en función de los votos obtenidos.

El documento consensuado recoge también que los recursos económicos del grupo municipal serán repartidos de la siguiente forma: un 60 por ciento para Podem, un 20 por ciento para CSeM y el 20 restante para EU. En cuanto a la papeleta, el logo de las formaciones aparecerá a partes iguales y la denominación de la candidatura será Unides Podem-Castelló en Moviment- EUPV.

Además, la agrupación de electores renuncia a entrar en la Diputación, ya que se considera "un espacio exclusivamente municipalista", por lo que la representación en la institución provincial la deja en manos de las otras dos formaciones.

Con la confluencia, tras cuatro meses de negociaciones, CSeM pretende evitar "la fragmentación del voto, trabajar para conseguir la confianza del electorado, mejorar el resultado de 2015 y así tener mayor presencia de las fuerzas del cambio en el Ayuntamiento de Castellón". "Ahora es la hora de movilizar a la ciudadanía", concluye la formación.

Por su parte, el secretario general de Podem Castelló, Fernando Navarro, ha mostrado su satisfacción por la decisión de la asamblea de CSeM. "Han sido cuatro meses de una negociación intensa para encajar dos naturalezas políticas distintas, una asamblearia y una más orgánica, y finalmente hemos alcanzado un acuerdo con generosidad y reconocimiento mutuo", señala Navarro. El reto ahora es, según el líder de la formación morada, proyectar la candidatura "como la más útil para transformar el futuro de nuestra ciudad".

Sin embargo, aún queda un elemento de la ecuación por despejar. EU debe decidir si da el visto bueno al acuerdo. La formación del Grao está por la confluencia, pero el colectivo de Castellón abandonó las negociaciones -no estuvo presente en la última convocatoria de hace unos días-. La intención es desatascar la situación lo antes posible, de manera que en breve haya una respuesta por parte de EU, pero para ello deberá convocarse una asamblea conjunta de las dos agrupaciones del partido que desde hace tiempo reman en direcciones distintas.

Noticias relacionadas

next