El Ayuntamiento prevé ejecutar el cese de Ali Brancal el próximo 11 de enero

29/12/2018 - 

CASTELLÓN. La próxima Junta de Gobierno municipal, que se celebrará el 11 de enero, formalizará el cese de la vicealcaldesa de Castellón, Ali Brancal, de sus funciones y designará los concejales en que recaerán las competencias. Esa es la previsión que maneja el equipo de gobierno, según ha anunciado este viernes su portavoz, Verònica Ruiz.

Compromís ya ha ejecutado esta semana el cese de las funciones que dependían del grupo municipal: la portavocía adjunta, la vocalía en la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones y la representación en el Pacto Local por el Empleo. Sin embargo, aún debe formalizarse el cese del grueso de sus competencias que dependen de Alcaldía y de la Junta de Gobierno, como son la Vicealcaldía, las concejalías de Igualdad, Vivienda y Participación o la representación institucional en el puerto y Reciplasa, entre otras.

Para ello, Compromís debe definir el reparto de las funciones que ostenta Brancal, una decisión que deberá ser ratificada en la ejecutiva local de la coalición prevista a principios de enero.

Así, "en la próxima Junta de Gobierno trataremos de que se haga efectivo el cese y (establecer) quiénes son las personas que se van a encargar" de las competencias, ha explicado la portavoz del gobierno municipal. La junta se reúne cada viernes, pero el próximo día 4 de enero se ha suspendido la sesión al coincidir con las vacaciones del personal técnico. Por ello, el asunto se retomará en la siguiente reunión, la del 11 de enero. "La decisión plenaria se acatará lo antes posible", ha incidido Ruiz, pues la intención de Compromís es agilizar los trámites.

Cabe recordar que el pasado día 20, el pleno municipal acordó con los votos a favor del PP y Ciudadanos, la abstención del PSPV y el voto en contra de Compromís y Castelló en Moviment (CSeM) aplicar el Código de Buen Gobierno a la vicealcaldesa, investigada por un supuesto delito de malversación. El acuerdo supone el cese de sus funciones aunque se mantendrá como concejala rasa, ya que el código ético no obliga a renunciar al acta de edil. Esta medida será revocada si se archiva el caso. 

La investigación está en manos del juzgado de Instrucción número 2 de Castellón a raíz de una querella del PP por el supuesto envío de papeletas electorales de Compromís en 2014 a través del servicio de correo municipal. Además, la Audiencia Provincial deberá resolver el recurso presentado por las defensas de Ali Brancal y del secretario autonómico de Empleo y exvicealcalde, Enric Nomdedéu, (también investigado en el caso), en el que pedían desestimar los sobres presentados por el grupo popular como prueba, ya que han pasado cuatro años desde que los obtuvo hasta que presentó la querella.

Noticias relacionadas

next