Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La desaladora permitirá a Moncofa preservar sus acuíferos y suministrar agua a 40.000 personas

2/04/2019 - 

CASTELLÓ. El suministro de agua desalada permitirá que Moncofa deje de sobreexplotar sus acuíferos y garantizará el abastecimiento hídrico en verano, cuando la zona residencial de la playa concentra una población flotante próxima a las 40.000 personas. Es la consecuencia práctica más relevante del acuerdo transitorio firmado entre el Ayuntamiento y la sociedad estatal Acuamed para poner en marcha la planta.

Sin embargo, ese convenio pondrá en un serio aprieto al propio consistorio en el año 2024. En ese momento, cuando venza el actual acuerdo transitorio, el Ayuntamiento se verá forzado a renegociar con el Gobierno para evitar el pago de un millón de euros durante 25 años, correspondientes a la amortización de la infraestructura. De momento, el consistorio tendrá una moratoria de cinco años en el pago de ese millón de euros anual y solo deberá asumir los cerca de 50.000 euros al año que cuesta el consumo de energía necesario para desalinizar el agua.

El alcalde de Moncofa, Wenceslao Alós, ha admitido que el acuerdo transitorio aprobado por el pleno municipal el pasado 20 de marzo para poner en marcha la desaladora es bueno a corto plazo pero obligará en el año 2024 a buscar vías de entendimiento con el Ejecutivo central para deshacer esa pesada hipoteca económica que se atisba en el horizonte. "Nunca hemos sido partidarios de las desaladoras sino de los trasvases, pero la desaladora es de lo que se dispone y se debe luchar por los intereses generales y para que no se tenga que devolver las ayudas de la UE", ha señalado Alós para justificar el nuevo acuerdo con Acuamed.

Justo a tiempo

La puesta en marcha de la desaladora de Moncofa el pasado viernes, dos días antes de expirar el plazo fijado por la Unión Europea (UE), ha evitado la devolución de 35 millones de euros en ayudas comunitarias otorgadas para la construcción de esta planta y la de Orpesa.

La desaladora de Moncofa ha iniciado su actividad a medio gas. Apenas cubre el 10% del abastecimiento de agua potable de la localidad, ya que el resto corre a cuenta del Consorcio de la Plana Baixa. Los vecinos de Moncofa comprobarán en breve cómo el recibo trimestral del agua potable se encarecerá unos dos euros. En cambio, el importe se abaratará ligeramente para las empresas.

Además del Ayuntamiento, el grupo cerámico STN (anterior Stylnul) también hará uso en los próximos meses de un millón de metros cúbicos anuales de la desaladora para abastecer la creciente producción azulejera en su planta de Nules. Con estos dos suministros, la instalación de Moncofa apenas funcionará al 10% de su capacidad máxima, ya que puede producir un tope de 10,5 millones de metros cúbicos de agua anuales.

next