Hoy es 5 de marzo y se habla de

La producción de azulejo sigue en caída libre... y se acerca un final de año muy complicado

9/11/2023 - 

CASTELLÓ. El sector de la cerámica sigue por su particular via crucis. Una crisis que se refleja en la caída de producción registrada de manera ininterrumpida desde hace más de un año, fruto de la contracción de la demanda que sufre el clúster azulejero, con especial implantación en la provincia de Castellón. Los últimos datos disponibles confirman la tendencia una vez superado el verano, y las empresas se acercan a un final de año complicado, con posible cierre de más plantas incluido.

Es lo que demuestran, una vez más, los datos del Índice de Producción Industrial (IPI) recogidos del Portal Estadístic de la Generalitat Valenciana a partir del Instituto Nacional de Estadística referentes al mes de septiembre. Un índice que mide el volumen de material producido por la industria azulejera, que sigue evidenciando las horas bajas por las que pasa.

Según estos registros, el cluster azulejero registró una producción un 19,1% menor respecto al mismo mes del año anterior. Una caída notable que va en la línea de la merma de producción en el tejido industrial cerámico desde hace meses. Con todo, lo cierto es que la tendencia parece moderarse, teniendo en cuenta que hace un año ya se registraron caídas interanuales acusadas.

Así, la contracción de septiembre es sensiblemente menor a los datos registrados meses atrás, cuando se llegó a una caída interanual de hasta el 30% en el mes de febrero, desde entonces, con pequeñas excepciones como marzo y abril, donde creció mínimamente, se han continuado registrando grandes caídas, cada vez más moderadas hasta el último dato de septiembre.

Caída media del 18%

La crisis de demanda que atraviesa el sector azulejero, derivada del alza de los precios para repercutir la subida de los costes energéticos y de materias primas, no parece que vaya a finalizar pronto. Y es que, aunque ciertamente este año el precio del gas ya no está a niveles tan elevados como los que se alcanzaron el año pasado, lo cierto es que la falta de pedidos se deja notar y ya este verano muchas fábricas decidieron alargar las paradas de mantenimiento, aprovechando esta caída en la actividad.

Pero este panorama, lejos de encontrar una salida, se prolonga. Y en ese sentido, ya se espera que se produzcan más paradas en las próximas semanas, de cara a Navidad y antes. Incluso no se descarta que se lleven a cabo paradas de plantas que están en marcha, fruto de la falta de clientes. Clara muestra del progresivo declive de la cerámica castellonense, que pese a ver la luz al final del túnel con la llegada de las ayudas estatales -todavía por adjudicar definitivamente-, no está experimentando una revitalización.

Con el paso de los meses, la caída acumulada respecto a 2022 se ha ido matizando. Llegó a ser del 28,5% en el mes de febrero, y actualmente los datos del mes de septiembre, a falta del último trimestre del año, son de una merma del 17,9% en lo que va de ejercicio. Una contracción que sigue siendo de una envergadura importante.

Noticias relacionadas

next