Benlloch cambia el paso: quiere un acuerdo de gobierno con Compromís para tener estabilidad

15/05/2024 - 

VILA-REAL. Tras un primer año de mandato, el alcalde de Vila-real, José Benlloch, cambia el paso y aspira a conseguir un acuerdo de gobierno con Compromís para asegurar la estabilidad en el resto del mandato.  Así, quiere aprovechar la negociación del presupuesto de 2024 para cerrar un pacto de ciudad con los valencianistas. Sin prisas, pero el objetivo es poder fraguarlo en el curso de las conversaciones de las cuentas, según destaca el primer edil. 

El ejecutivo socialista gobierna en minoría desde el inicio y ha sufrido varias derrotas en el pleno en asuntos importantes mientras el presupuesto se encuentra prorrogado. PSPV y Compromís ya negociaron las cuentas en noviembre, pero al final las conversaciones se paralizaron porque los munícipes socialistas consideraron inviable aprobarlo en tiempo y forma por la marcha del jefe de la oficina Presupuestaria. También esperaban un colchón económico para saldar deudas con proveedores y sentencias urbanísticas. 

Con la situación de las arcas más saneadas gracias a las remanentes de 2023 y con la plaza del funcionario cubierta, el gobierno local se ha puesto manos a la obra con el presupuesto de 2024. Y para ello pretende no solo conseguir el apoyo puntual en esta cuestión de Compromís sino que quiere integrarlo en el gobierno. De esta forma, tendría ya mayoría en la corporación al sumar tres ediles (necesita 2 para ello) y afrontaría 3 años de mandato con más firmeza y tranquilidad. 

La pretensión del alcalde es aprobar el presupuesto antes de julio. En este mes y medio se buscará acordar un proyecto común con Compromís

Compromís, dispuesto pero reticente

Compromís también explora la posibilidad de formar parte del gobierno. Al principio de legislatura no fue posible por las discrepancias entre los dos partidos que se heredaban de los 4 años anteriores. Tiene predisposición pero se muestra reticente por la desconfianza mutua que se ha generado en este ejercicio y por la irrupción de VOX en el último pleno, que votó a favor de la modificación de crédito propuesta por el PSOE para pagar inversiones y convenios con entidades. 

Desde el PSPV niegan que hubiera un acuerdo con VOX y recuerdan que se revisó el primer planteamiento de inversiones y convenios -que fue tumbado por el pleno anterior- de acuerdo a las iniciativas trasladadas por los partidos de la corporación. 

Pero esta adhesión ha molestado a los valencianistas, que no se acaban de creer las intenciones de acuerdo de los socialistas. De hecho, antes del episodio de VOX se planteaban aceptar entrar en el gobierno y votar a favor del presupuesto o una abstención como segunda opción. Pero ahora no descartan votar en contra si en el juego de alianzas se inmiscuye VOX. 

Segunda reunión, la semana que viene

El PSPV mantuvo el lunes una primera reunión con Compromís en la que le entregó un borrador del presupuesto para que lo estudie y realice sus aportaciones. La siguiente será la semana que viene. 

next