Hoy es 14 de julio

Castelló se queda sin pisos 'low cost': el alquiler agota la oferta de entre 30.000 y 40.000 euros

15/07/2022 - 

CASTELLÓ. Se localizaban prácticamente por toda la ciudad: desde el casco antiguo menos comercial a la periferia, en bloques de viviendas sociales que habían superado ya el periodo de protección, pero ahora apenas queda rastro de ellos. Los pisos low cost, que en el último lustro abundaban en la capital de la Plana y podían adquirirse por menos de 70.000 euros -muchos incluso entre los 30.000 y 40.000 euros- han desaparecido del mapa.

"Los profesionales de las agencias inmobiliarias nos lo dicen constantemente: no nos quedan viviendas baratas, ya no solo para inversores, sino tampoco para gente que las quiere como residencia habitual", señala el presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Castellón (Coapi), Francisco Nomdedéu. "Para encontrar pisos a esos precios te tienes que ir a viviendas con mucha antigüedad, y ubicadas en cuartos y quintos sin ascensor", indica.

Inversión ante el mercado financiero

La razón de este boom en la compra de pisos low cost que ha llevado a finiquitar las existencias, radica, a juicio del sector, en la rentabilidad que ofrece a los inversores el negocio inmobiliario, a pesar del riesgo de los impagos, respecto a los vaivenes del mercado financiero. La poca fiabilidad de los productos bancarios ha hecho que se viera en la vivienda una inversión más segura", sostienen.


"Son pisos que ha adquirido sobre todo gente que quería invertir; y que ha rehabilitado la vivienda para venderla después revalorizada, o para destinarla al alquiler, que es un negocio muy rentable", añade el presidente de Coapi.

Así, dentro del mercado de segunda mano, la franja de precios mínima se sitúa ahora en los 70.000 euros, y el grueso se mueve ya en cotas más altas, en la franja de los 100.000 euros. "Por esta cuantía hay mucha oferta", zanja Nomdedéu.

next