Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

acuerdo plenario

El Ayuntamiento remodelará Castalia con una inversión de 1,2 millones de euros

El pleno aprueba medidas de contención fiscal para 2019

26/10/2018 - 

CASTELLÓN. El pleno del Ayuntamiento de Castellón ha aprobado este jueves por unanimidad una modificación de crédito que da luz verde a las obras de remodelación del estadio Castalia, para las que se ha presupuestado 1,2 millones de euros. La reforma incluye, por un lado, la sustitución de las torres de iluminación y la reparación del graderío, que se prevén adjudicar antes de final de año, y, por otra parte, los aseos del estadio, que se renovarán en breve, según señalan desde el consistorio.

El recinto deportivo, de propiedad municipal, presenta importantes deficiencias: desde asientos rotos, hasta grietas en la estructura y problemas con la instalación eléctrica. El deterioro del estadio ha sido uno de los quebraderos de cabeza del ayuntamiento, que, además, está en proceso de elaboración de un nuevo convenio de cesión de uso al CD Castellón.  

El consistorio ya ha acometido en una primera fase algunas obras menores a través de las brigadas municipales y operarios del Patronat Municipal d'Esports y ahora acometerá actuaciones de mayor calado con una partida de 1,2 millones de euros que se ha aprobado en el pleno de este jueves.

Por un lado, se prevé remodelar los aseos y acondicionar los accesos para personas con movilidad reducida, una actuación que costará 204.000 euros y que se realizará en breve en una segunda fase, según confirmaron a este diario desde el ayuntamiento. Posteriormente se acometerá la reparación del graderío y la sustitución de las torres de iluminación. Ambas actuaciones suman 1 millón de euros y se abordarán con inversiones financieramente sostenibles. La previsión del ayuntamiento es licitar estas obras en las próximas semanas y que antes de final de año estén adjudicadas.

El convenio de cesión, en punto muerto

La situación de Castalia ha elevado la tensión del debate plenario cuando Castelló en Moviment (CSeM) ha presentado una moción para dejar en suspenso las obras del estadio hasta que no se firme el convenio de cesión de uso entre el ayuntamiento y el club albinegro. 

El concejal de la formación asamblearia Iñaki Vallejo recuerda que en el pleno del pasado mes de mayo todos los grupos municipales aprobaron encargar a la comisión de estudio un nuevo convenio "escuchando al CD Castellón", con el objetivo de acabar con la actual situación de precario del uso de la instalación.

La comisión, señala, se ha reunido en tres ocasiones sin marcar una fecha límite para cerrar el acuerdo. Además, el club deportivo no ha sido convocado para estudiar las propuestas, lo que, a juicio de la agrupación, "demuestra que no hay voluntad de desarrollar una comisión efectiva".

La concejala socialista Patricia Puerta, quien preside la comisión, ha defendido la urgencia de las obras y ha dejado claro que "no pueden ir condicionadas al acuerdo de cesión". La edil, visiblemente molesta por las críticas de CSeM, ha lanzado un dardo a los concejales de la formación: "es muy fácil estar instalado en la nube, si ustedes hubiesen elegido gobernar lo verían de forma diferente".

Puerta ha explicado, además, que si la cesión del estadio excede de los cuatro años (la pretensión del club era llegar a los 20) se tendría que someter a concurso público y cualquier entidad podría optar. "¿Acaso quieren que el Villarreal o cualquier otro club se quede con Castalia?. Yo no", sentenció la concejala.

Finalmente la propuesta de condicionar las obras del estadio a la firma del convenio ha sido rechazada por todos los grupos.

Contención fiscal

El pleno del Ayuntamiento de Castellón ha ratificado también la aprobación inicial de las ordenanzas fiscales que entrarán en vigor el 1 de enero de 2019, como el IBI, el IAE, el Impuesto de Vehículos, la plusvalía y la tasa de derechos de examen. El concejal delegado de Gestión Municipal, Antonio Lorenzo, ha defendido que esta propuesta consolida la apuesta por una fiscalidad "más justa y progresiva que garantice la sostenibilidad financiera del ayuntamiento para permitir el impulso a las políticas sociales del Pacte del Grau".

La revisión de los valores catastrales solicitada por el gobierno municipal ha permitido frenar el incremento registrado desde 2012. Así, en 2018 la rebaja fue del 9,1 por ciento y en el 2019 será del 9,3 por ciento. Con esta reducción, un inmueble tipo con un valor catastral de 100.000 euros en 2016 pasará de pagar una cuota de 787 euros a una de 583,9 euros en 2019, según ha ejemplificado el edil, quien ha recordado que “todos los inmuebles residenciales y el 95 por ciento de los no residenciales se han visto beneficiados de la reducción de los valores catastrales y de los tipos que aplica el ayuntamiento”. 

Además, Lorenzo ha recordado que el IBI rústico ha bajado un 44 por ciento desde 2015, año en el que Castellón ocupaba el segundo puesto del ranking de capitales de provincial con mayor tipo de IBI rústico. Las políticas de reducción aplicadas por el gobierno municipal han permitido que Castellón cayera hasta el puesto 36 de ese ranking en 2017. Un inmueble tipo pagaba 625 euros en 2015 y pagará 351 euros en 2019. 

Foto: JAVIER MARTÍ

Por otra parte, también se consolida "una fiscalidad más social, más cultural y más ambiental" con las políticas de bonificaciones en el IBI y en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica. Así, según ha explicado Lorenzo las bonificaciones se sitúan en los máximos legales (95 por ciento) en el IBI para quienes destinen viviendas de alquiler social para personas con riesgo de exclusión social o en proceso de inclusión. Y el mismo porcentaje del 95 por ciento de bonificación en el IBI se aplica a galerías de arte, teatros o librerías, mientras que la bonificación asciende al 50 por ciento para aquellos inmuebles que instalen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar. 

La bonificación del impuesto de vehículos de tracción mecánica se sitúa en el 75 por ciento para los vehículos de cero emisiones y eco homologados por la DGT. Por último, la tasa por derechos de exámenes para oposiciones se reduce un 40 por ciento.

Por lo que respecta a 2019, la modificación de las ordenanzas fiscales no supone cambios significativos en los principales tributos respecto a este año. Según señalaron desde el equipo de gobierno, son ordenanzas de "contención".

7 millones menos de recaudación

Por su parte, el PP propone reducir la recaudación municipal en 7 millones de euros, dado que el ayuntamiento ha cerrado cada anualidad con más de 13 millones de remanentes de tesorería, recordaba el edil popular Carlos Feliu. Una propuesta que resulta imposible de asumir, según el Ejecutivo local. Tanto es así que la alcaldesa, Amparo Marco, ha retado al concejal del PP: "le animo a ser valiente, torero, le animo a hacer las enmiendas necesarias para diseñar los presupuestos con 7 millones de euros menos".

En esta línea se ha pronunciado también el portavoz de Compromís, Ignasi Garcia, al afirmar que "quien haga creer que siempre se pueden bajar los impuestos, miente".

Noticias relacionadas

next