Hoy es 21 de abril y se habla de

Noviembre cierra con un descenso de la producción de azulejos del 12,8%

El azulejo acumula 8 meses de caída de la producción y sigue perdiendo competitividad

13/01/2023 - 

CASTELLÓ. La producción de azulejo sigue reduciéndose y ya acumula ocho meses consecutivos de caída. El alto coste del gas tiene su impacto directo en el volumen de producción de baldosas cerámicas y así lo demuestra el Índice de Producción Industrial del mes de noviembre que cae un 12,8% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos ofrecidos por el Institut Valencià d'Estadística. Esta caída es todavía mayor si se tiene en cuenta el acumulado de 2022 hasta noviembre, que registra un descenso que roza el 14%. Las cifras confirman la previsión de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos que mantiene una previsión de caída de la producción del 15% al cierre de 2022.

Y es que, aunque el descenso se ha moderado en noviembre, el azulejo lleva arrastrando caídas desde el mes de abril de 2022. De hecho, tan solo en los meses de febrero y marzo se registró un leve aumento de la producción respecto a 2021. Cabe recordar que en el mes de agosto se registró una caída de más del 32% debido a los desorbitados precios del gas que llegaron a superar los 300 euros/MWh. Estos precios, coincidiendo con la época estival, llevaron a muchas fábricas a alargar sus paros de producción para intentar lidiar con la subida de costes. En septiembre, también se desplomó la producción alrededor del 30%. En octubre, los precios de la energía empezaron a modularse, pero no lo suficiente como para revertir la situación de descenso de la producción, y el azulejo volvió a fabricar un 23% menos que el año anterior.


El sector insiste: sigue perdiendo competitividad

Los números reflejan lo que el sector viene advirtiendo desde que comenzara la escalada de precios del gas, y es que la industria azulejera española, concentrada principalmente en la provincia de Castellón, sigue perdiendo competitividad frente a sus homólogos italianos, que pese a sufrir también elevados costes energéticos, están capeando mejor la situación gracias a las ayudas de su gobierno.

Tanto es así que la propia patronal recuerda que la industria cerámica italiana (su principal competidor) ya anunció que preveía cerrar el ejercicio 2022 con un leve crecimiento tanto de la producción como de las ventas. Por el contrario, todo apunta a que el azulejo español, y así lo viene demostrando el IPI mes a mes, cerrará el año con una caída del 15%. Según explicó el presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu, en el balance anual de la patronal, esta caída a dos dígitos no se veía desde hace muchos años. De hecho, en 2021, y pese a haber empezado la escalada de precios del gas en su último trimestre, el azulejo cerró con un aumento de la producción del 20%.

El gas da una tregua pero no es suficiente

Por el momento el gas despidió 2022 dando una pequeña tregua y los precios se redujeron cerca de un 30% respecto a la primera quincena de diciembre. Las altas temperaturas para la época del año y el descenso en la demanda dejaron la media de los precios spot de los hubs europeos hasta los 87,16 euros el megavatio hora. Sin embargo, este precio es todavía superior al que, según Ascer, la industria es competitiva. "Cualquier precio del gas que esté por encima de los 80/85 euros MW/h repercute ya en el ebitda", manifestaba Nomdedeu hace unas semanas. Habrá que ver si las ayudas anunciadas por el Gobierno se articulan con rapidez y, sobre todo, si los precios de la energía mantienen un nivel estable que permita a la industria azulejera recuperar los niveles de producción previos a la guerra de Ucrania.

Noticias relacionadas

next