Hoy es 6 de octubre y se habla de

El hermetismo del Gobierno y el azulejo sume en un mar de dudas las ayudas por el alza del gas

31/03/2022 - 

CASTELLÓ. La indefinición y el hermetismo de las partes implicadas sumen en un mar de dudas al sector azulejero sobre las ayudas a las que puede optar para compensar el alza de los costes energéticos, fundamentalmente del gas, que lastran su actividad. 

No en vano, la reunión que la ministra de Industria, Reyes Maroto, mantuvo en la tarde de este miércoles con representantes de varios sectores electro y gasintensivos acabó sin explicaciones por parte de su gabinete, al contrario de lo que hizo dos semanas atrás. Asimismo, tampoco hubo información por parte de la patronal azulejera Ascer, que estuvo representada en la cita por su presidente, Vicente Nomdedeu

Los esmaltes no saben aún si podrán recibir fondos

Es más, en la cita, que debía servir para clarificar las ayudas, el Ministerio tampoco explicó si finalmente el sector de las fritas, esmaltes y colorificios cerámicos va a poder optar a las subvenciones después de que no haya sido incluido entre los cinco sectores escogidos (papel y cartón; fibras; vidrio; cerámicos refractarios; y baldosas cerámicas). En este sentido, el secretario general de Anffecc, Manuel Breva, destacó tras la reunión que en esta quedó claro que las esmalteras "sí cumplimos los criterios" para solicitar las ayudas, pero aun así en los próximos días las empresas deberán "analizar cómo pueden optar" a ellas. 


De esta manera, en la reunión, celebrada por videoconferencia, ni siquiera quedó patente que esta industria tractora en Castellón y líder en el mundo tenga opciones de solicitar unos fondos directos que de todas formas califica de "totalmente insuficientes". Y es que los 125 millones "a repartir entre toda la industria gasintensiva no cubren en absoluto el sobrecoste al que nos hemos vistos sometidos, con un 1.600% de incremento en el precio del gas en un año", señaló Anffecc en un comunicado previo a la reunión. 

El deseo de que sea "un primer paso"

La causa de la indefinición puede estar en que, como dijo la patronal del papel y el cartón, Aspapel, antes de la cita con la ministra, estas ayudas sean "un primer paso para paliar la grave situación" que también viven estas industrias, "con muchas de las fábricas considerando paradas o negociando con los sindicatos eventuales ERTEs". Por todo ello, desde Aspapel animan al Gobierno "a completar lo aprobado con medidas definitivas de impacto para el desacoplamiento del mercado eléctrico y la compensación a los gasintensivos".

Algo similar señaló la asociación Gasindustrial, que entiende "que se trata solamente un primer paso que debe dar entrada a considerar otras posibilidades, ya que aún no se han utilizado todas las herramientas y medidas disponibles que podrían desarrollarse para mitigar en las industrias gasintensivas las negativas consecuencias de los altos precios del gas".

En la reunión, además de Ascer, Anffecc y Aspapel, también participaron otras patronales, como la de grandes superficies de venta, Anged; la siderúrgica Unesid; Confemetal; la industria química (Feique); o la cementera (Oficemen), entre otras.

De momento, y de forma previa a la reunión, Ascer expresó este miércoles su "descontento" por "la escasa ambición" de las medidas, la aplicación de las cuales "genera dudas" por su "indefinición". En su comunicado, además, la patronal azulejera insinuó que muchas empresas optarán por no pedirlas, porque al hacerlo no podrán recurrir a despidos, como tampoco las 27 compañías que hasta el pasado día 25 habían solicitado un expediente de regulación temporal de empleo, en los cuales hay ya casi 4.000 operarios del sector. 

El tope de 400.000 euros perjudica a las más grandes 

De lo poco que ha quedado claro por el momento es, además de que las ayudas son claramente insuficientes, que por una parte perjudican a las empresas más grandes. Y es que, con unos fondos máximos de 5.000 euros por trabajador y un tope de 400.000 por empresa, aquellas que tengan más de 80 empleados verán cómo una parte de su plantilla no contabiliza para recibir la subvención. Eso sí, los grandes grupos se componen también de diferentes sociedades, por lo que esta afección será muy variable. 

En todo caso, con una "factura media" del gas en el último mes de unos "2 millones de euros", según estima Ascer, esos 400.000 euros para compensar todo un año serían claramente escasos. Por ello, desde la patronal azulejera critican que se hayan quedado medidas "en el tintero" y entre ellas citan "la rebaja de peajes del gas, la eliminación de impuestos en hidrocarburos o moratorias de pagos". Habrá que ver si finalmente el Gobierno reconsidera su postura y eleva el montante hasta los "50 millones por empresa" que la Comisión Europea le permitió subvencionar, tal y como reclama la asociación empresarial. 

Noticias relacionadas

next