X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las inversiones, claves en la adjudicación en alta de mallorca

Facsa gana peso en Baleares y consigue un nuevo contrato de gestión del agua por 10,3 millones

6/01/2019 - 

CASTELLÓN. La empresa castellonense Facsa, especializada en la gestión del ciclo integral del agua y perteneciente al Grupo Gimeno, ha logrado un nuevo contrato en Baleares para el servicio de explotación, mantenimiento y explotación de las instalaciones de agua en Alta de Mallorca, isla donde ya tiene una gran presencia en algunos de los municipios de mayor población. En esta ocasión, el contrato suscrito con la Agencia Balear del Agua Abaqua establece un montante total de 10,3 millones de euros para los próximos cinco años y abarca las instalaciones de agua potable de Sa Costera, el acuífero de S'Estremera, la arteria de Ponent y Marratxí, Son Pacs, Sa Marineta y sus instalaciones anexas.

La mesa de contratación dio cuenta de la adjudicación a Facsa, que obtuvo la mejor valoración técnica y económica de las empresas aspirantes al contrato. Del total de esta cuantía,, 6,8 millones se destinarán a mejoras de las instalaciones y los equipos actuales, mientras que los trabajadores también se podrán beneficiar de esta circunstancia ya que Facsa ha asumido que la masa salarial se sitúe por encima del 15% por encima del convenio nacional en el cómputo anual, según señalan fuentes de Abaqua.

La propuesta de Facsa también ha sido especialmente valorada por los técnicos porque ha presentado una propuesta de reducción de plazos para llevar a cabo la reestructuración técnica, de personal y de inversiones en automatización y control, lo que hará posible que a finales de este año pueda estar culminado un sistema de controles a distancia de los consumos

Crece la presencia de Facsa en Baleares

La empresa Facsa, la más longeva en España ya que data de 1873, da servicio a más de 2.000.000 personas en más de 70 poblaciones. Durante el pasado mes de diciembre Abaqua también adjudicó a la empresa castellonense la obra de ampliación y mejora de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Camp de Mar, ubicada en la localidad mallorquina de Andratx. Una obra en la que la empresa castellonense participa al 50%, junto con la empresa Coexa.

En este caso los trabajos tienen un plazo de ejecución de ocho meses y permitirán incluir una nueva línea de aguas formada por un pretratamiento compacto, dos reactores biológicos tipo carrusel en aireación prolongada con un volumen unitario de 800 m3 y dos decantadores secundarios de 233 m3 de volumen cada uno. La línea de fangos constará de un espesador de 76 m3 de volumen y un decantador centrífugo de 5 m3/h de capacidad, con el correspondiente silo de almacenamiento de fangos de 15 metros cúbicos de capacidad, según fuentes de la compañía castellonense.

La actuación se completará con la creación de un edificio polifuncional con sala de pretratamiento, sala de deshidratación, sala de control y centro de control de motores (CCM), así como con la puesta en marcha de un sistema de desodorización.

Junto a este contrato, Abaqua también ha confiado a Facsa la gestión de algunas de sus instalaciones en la isla de Mallorca. En concreto, la empresa castellonense se hará cargo del mantenimiento y explotación de las EDAR de Pollença, Muro-Santa Margalida, Sa Pobla y Formentor, así como sus estaciones de bombeo.

Estas estaciones de depuración se suman a las plantas de Sóller, Andratx, Valldemossa, Camp de Mar, Sant Elm, Puigpunyent, Banyalbufar, Deià, donde FACSA continuará prestando los servicios que ya desempeña desde el año 2012 y que incluye diferentes tipologías de proceso, como aireación prolongada, biodiscos o biorreactor de membranas (MBR).





Noticias relacionadas

next