Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Justicia traslada al CGPJ la solicitud para crear el nuevo juzgado de lo social de Castellón

8/10/2020 - 

CASTELLÓ. El Ministerio de Justicia ha remitido este viernes al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la propuesta de creación de tres nuevas unidades judiciales en la Comunitat Valenciana con el objetivo de evitar que se saturen los juzgados debido al "extenso periodo de ralentización estructural de la Administración de Justicia" durante la pandemia. 

Las nuevas unidades judiciales son: el Juzgado de lo Social número 5 de Castellón, el Juzgado de lo Mercantil número 4 de Alicante y el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Valencia.

Con esta medida, en menos de un mes Justicia da cumplimiento a la Ley 3/2020, de 18 de septiembre, de medidas procesales y organizativas para hacer frente a la covid-19 en el ámbito de la Administración de Justicia con el objetivo de que algunas de estas unidades de nueva creación entren en funcionamiento a finales de este año.

El Ministerio explica en un comunicado que la ralentización sufrida en la Administración de Justicia como consecuencia de la crisis sanitaria exigía un impulso efectivo que permita dar una salida ágil al volumen de procedimientos suspendidos y acumulados desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, anunció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado 7 de julio la aprobación de un ambicioso Plan de actuación con medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la covid-19 y aliviar la acumulación de litigios derivada de la crisis sanitaria.

Este Plan se despliega en dos fases y afectará a un total de 315 juzgados, principalmente a los órdenes de lo social, mercantil y contencioso-administrativo. Permitirá adecuar la planta judicial a las necesidades derivadas de la crisis covid-19, en un plazo de 3 años (un tercio de las plazas se crearán en el primer año), atendiendo siempre a las necesidades en cuanto a volumen de carga de trabajo habitual, el aumento debido a la ralentización durante la pandemia y a una mejor optimización de los recursos personales y materiales disponibles.

next