el estudio informativo debe recibir el 'ok' de varias instituciones antes de aprobarlo el fadrell

La culminación de la ronda Oeste: 11 meses para el proyecto... con el permiso de las administraciones

Fotos: Antonio Pradas

6/08/2022 - 

CASTELLÓ. La redacción del proyecto de culminación de la ronda Oeste de Castelló se vislumbra un encaje de bolillos para cumplir los 11 meses que marca el contrato. La división de la ejecución en dos fases obliga a la adjudicataria, la Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por Car Enginyeria Civil y Oficina Técnica TES, a mantener una gran fluidez con las administraciones implicadas en la tramitación. De hecho, de sus informes favorables dependerá que se cumpla el plazo establecido, condicionando con ello la posterior licitación de la obra civil.

Según el acta de formalización, la UTE tiene ahora cuatro meses para elaborar tanto los programas de trabajo como el estudio informativo. Para la aprobación de este último documento, resultará imperativa la aquiescencia de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), las Consellerias de Política Territorial y Desarrollo Rural, el Ministerio de Transportes, las compañías suministradoras (Facsa, Iberdrola, etcétera) y las entidades relacionadas con el medioambiente, patrimonio y paisaje.

Sin la conformidad de todos los agentes implicados, el Ayuntamiento no podrá autorizar el mentado estudio informativo. No en vano, se trata de un requisito indispensable para avanzar hacia el segundo paso, en el que la adjudicataria tendrá siete meses con vistas a realizar el proyecto básico. Así lo señala el contrato, que especifica claramente que "entre ambas fases se procederá a la suspensión del plazo de ejecución, en tanto se recaban los distintos informes sectoriales". Asimismo, advierte que los tiempos establecidos "solamente serán ampliables por circunstancias imprevistas".

Licitar en el segundo semestre de 2023

Cualquier retraso afectará al resto del procedimiento, poniendo en riesgo la hoja de ruta marcada por el Acord de Fadrell, que pretende licitar la actuación en el segundo semestre de 2023. En este sentido, la previsión pasa por comenzar los trabajos en 2024, que se extenderán más allá de 2025. La obra civil será una de las más importantes del próximo mandato en la capital de la Plana con un presupuesto de entre 35 y 40 millones de euros.

El primer tramo de la ronda Oeste se abrió al tráfico en 2011. Foto: ANTONIO PRADAS

La ronda Oeste forma parte de la circunvalación, que tiene una extensión de 14,8 kilómetros de longitud. El vial perimetral comenzó a construirse hace más 30 años, desarrollándose en distintas fases. La primera se inició en 1990 y afectó al ramal sur. A partir de esa fecha, se sucedieron las distintas ampliaciones con el objetivo de crear un anillo periférico. Desde 2011, está pendiente de ejecución el último tramo de 2,35 kilómetros desde la rotonda de acceso a la UJI hasta la glorieta con la N-340/AP-7/CV-17.

La actuación no solo resulta relevante por permitir el cierre de la autovía, sino también porque facilita el enlace con la CV-16 (carretera de l'Alcora) y completa el resto de conexiones. Además, como vial urbano dotado de aceras con arbolado, carril bici y zonas de ajardinamiento posibilita una mejora de la movilidad peatonal. De igual modo, contribuye a una adecuada integración paisajística.

La complejidad de la culminación de la ronda Oeste reside en que la carretera discurre por encima del Riu Sec y que las zonas de la Jaume I y de la AP-7 no tienen las mismas cotas (distancia vertical que sirve de base de comparación). Por otro lado, también hay diferencias de altura con la CV-16. Todos esos problemas deberán resolverse durante la ejecución.

next