Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de septiembre y se habla de

los primeros pasos del nuevo gigante mundial de las tintas y esmaltes

Lone Star prevé mantener a Esmalglass-Itaca y Ferro como negocios separados y diferenciados

9/01/2020 - 

VILA-REAL. La reciente adquisición de la división cerámica de Ferro por parte del grupo empresarial dedicado a la fabricación de tintas y esmaltes que lidera Esmalglass-Itaca, cuya operación se cerró el pasado mes de diciembre por un importe de 460 millones de dólares (413,8 millones de euros) vendrá acompañado por el mantenimiento de los dos negocios separados y diferenciados entre ambas compañías, al amparo de la matriz que lidera el fondo estadounidese Lone Star, según han señalado este jueves fuentes del holding empresarial.

Con esta adquisición por parte de Esmalglass-Itaca, cuya sede se encuentra en Vila-real, esta compañía resultante pasará a liderar el sector de tintas y esmaltes, a nivel global, aunque el cierre de la transacción está sujeta aún a aprobaciones regulatorias y al cumplimiento o renuncia de otras condiciones de cierre habituales. El grupo resultante de esta operación se convierte así en uno de los mayores fabricantes de fritas, esmaltes, colores y tintas para la industria de azulejos y baldosas cerámicas a nivel mundial.

Lone Star contempla que existe una complementariedad estratégica entre ambos negocios, por lo que el fondo tiene previsto mantener dos negocios separados y diferenciados, al considerar que es la mejor manera de que cada empresa refleje sus puntos fuertes complementarios y siga compitiendo de la forma más eficaz para ofrecer productos y servicios a sus clientes. En el comunicado emitido por la compañía se recuerda que Esmalglass-Itaca ha sido capaz de integrar exitosamente tres players importantes para el sector a nivel mundial: Esmalglass adquirió Itaca en 2002 y posteriormente Fritta en 2015.

Según explica, Vicente Bagán, co-CEO de Esmalglass-Itaca “estamos convencidos de que, en los próximos años, vamos a asistir a una consolidación importante del sector cerámico en la búsqueda de mayor eficiencia y, por lo tanto, esta operación nos prepara para afrontar mejor estos cambios del mercado”. Bagán ha hecho hincapié en “la ventaja que para nuestro grupo supondrá compartir conocimientos y experiencias a todos los niveles (comercial, técnico, operativo, I+D, etcétera)”.

En este mismo sentido, ha resaltado que “gracias a esta adquisición, vemos una oportunidad de transformar un sector especialmente atomizado” y ha añadido que “esta operación solo tiene sentido si aportamos valor a nuestros clientes”.

Integración de una plantilla en crecimiento

Respecto a los puestos de trabajo, Bagán ha remarcado que “nuestro grupo ha sabido integrar tres compañías y crecer en número de empleados, respecto a antes de la crisis”. De hecho, el grupo es un ejemplo de crecimiento continuo y sostenible de facturación y puestos de trabajo; y en la actualidad cuenta con más de 1.600 empleados.

En cuanto a las perspectivas de futuro, el objetivo principal que se plantea el nuevo grupo, según ha señalado el propio co-CEO de Esmalglass-Ítaca es ser el más eficiente y competitivo “porque éste es el único camino para hacer sostenible un negocio industrial”, ha remarcado Bagán. Para ello, ha destacado que la empresa está encaminada a formular acciones que fortalezcan su presencia en los clientes, el mayor activo de la compañía. “Haremos todo lo posible por aportarles más valor, mejorando la consistencia y la calidad de nuestros productos y servicios a nivel global”, ha indicado. Asimismo, esta transacción creará negocios más eficientes y competitivos en todo el mundo para satisfacer las necesidades de los clientes sea cual sea su segmento de mercado.

Por último, Bagán ha asegurado que “hemos de centrar todos los esfuerzos en la creación de un equipo humano que sea capaz de adaptarse a los cambios que veremos en los próximos años en nuestro sector, esta es la clave para la sostenibilidad del nuevo grupo”. “El acuerdo complementa los negocios del grupo Esmalglass-Itaca-Fritta con los del Grupo Ferro gracias a la presencia global de ambas compañías”, ha concluido.

El grupo Esmalglass-Itaca nació en 1978 en Vila-real, cuando se constituye Esmalglass para fabricar y comercializar fritas, esmaltes y colores cerámicos. Paralelamente, Itaca inicia su actividad en 1989 en La Pobla Tornesa, dedicándose a la fabricación y comercialización de colorantes cerámicos. En 1999 Esmalglass e Itaca deciden unir sus caminos, conformando el grupo Esmalglass-Itaca Grupo, líder en tecnología, productos, asistencia técnica y diseño. El grupo adquirió Fritta en enero de 2015. Actualmente, está consolidado en los principales mercados mundiales de la cerámica posicionándose entre las tres primeras compañías del mundo en nuestro sector.

Noticias relacionadas

next