Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 13 de julio y se habla de club naútico de castelló pharmamar aplidin cupra SEAT borriana

ENCUESTA cP - Las fuerzas conservadoras ganan por apenas un 0,6% frente a las izquierdas

Milimétrico empate técnico en Castelló entre el bloque de las derechas y un segundo Pacte del Grau

11/05/2019 - 

CASTELLÓ. La pugna electoral por el Ayuntamiento de Castelló tiene pinta de acabar en un empate técnico entre el bloque que forman los partidos de la derecha y los de la izquierda. Apenas les separa un 0,6% en la intención de voto. Los primeros sí disfrutarían de una milimétrica ventaja, pese a la bajada del PP, el freno en las expectativas de Ciudadanos o la irrupción de Vox, que se estrenaría en Ayuntamiento con tres concejales. Es lo que se desprende de los resultados de la encuesta que la consultora SyM Consulting ha realizado para Castellón Plaza y cuya muestra de campo fue llevada a cabo entre el 3 y el 5 de mayo -por lo que ya se conocían los resultados de los pasados comicios de abril-. El sondeo se realizó sobre un total de 570 entrevistas válidas tras un total de 7.134 llamadas telefónicas seleccionadas de manera aleatoria y un margen máximo de error  del 4,09% (ficha completa abajo).

De los resultados se extrae que el PP, pese a bajar tres puntos en intención de voto con respecto a las anteriores elecciones del 2015, continuaría siendo la fuerza más votada en la capital de La Plana, con un 22,84% de los sufragios frente al 25,71 obtenido hace cuatro años. Con estos apoyos, la formación que lidera la candidata Begoña Carrasco estaría en disposición de lograr seis concejales y pelear por un séptimo representante en la casa consistorial castellonense. Los socialistas, por su parte, prácticamente repetirían el resultado obtenido en las pasadas elecciones. Si en el 2015 lograron el 21,02% de los votos, en esta ocasión llegaría a 21,15%, con seis ediles; un ascenso que resultaría bastante inocuo, puesto que, muy al contrario, les valdría para perder a un representante, según se desprende del sondeo de SyM Consulting.

Estas dos formaciones se enzarzarían en una más que apretada pugna por la alcaldía; eso sí, serían sobre las únicas que pivotaría un posible gobierno municipal tras el 26-M, en cualquiera de sus bloques ideológicos. Una y otra necesitarían el apoyo de Ciudadanos y Vox, en el caso de los populares; y de Compromís y la confluencia Podem-CSeM-EUPV, en lo que se refiere a los socialistas, que tendrían que liderar una nueva reedición del Pacte del Grau.

Compromís, por su parte, se estrenaría como tercera fuerza por delante de Ciudadanos. La coalición que lidera Ignasi Garcia en Castelló, gana más de cuatro puntos con respecto a hace cuatro años al pasar del 14% de los apoyos obtenidos entonces al 17,77% de ahora. Esto le valdría para ganar un representante en el palacio municipal y llegar a los cinco concejales.

Ciudadanos, por su parte, se estanca y baja en cuanto a la intención de voto en estas municipales. Del 15% obtenido en 2015 desciende dos puntos y se sitúa en el 13,96%. Pese a este enfriamiento en sus expectativas el equipo que lidera el recién llegado Alejandro Marín-Buck podría conservar sus cuatro ediles actuales.

A dos puntos de la formación naranja se sitúan otros recién llegados a la esfera política municipal, como es Vox, que con un 11,10% de los votos el partido que encabeza Luciano Ferrer, se estrenaría en el consistorio con tres ediles.

Peor lo tiene la confluencia de izquierdas que agrupa a Castelló en Moviment (CSeM), Unides Podem y EUPV, que el sondeo apenas le da el 8,36 de los apoyos. Este dato está lejos del 13,06% que logró CSeM en 2015 y eso que esta agrupación iba en solitario. De las cuatro concejalías de las que disfrutaba la formación asamblearia en la presente legislatura, podría quedarse en la mitad. Pese a todo, su situación no es todo lo negativa que se pudiera pensar para la candidatura que encabeza Fernando Navarro, ya que el sondeo encargado sitúa a esta confluencia a apenas unos pocos centenares de obtener un tercer representante. De ser así, este tercer concejal podría incluso decantar la balanza -ligeramente favorable para la derecha- hacia la izquierda y, con ello, ser determinantes para una reedición del Pacte del Grau.

La encuesta encargada por Castellón Plaza y dirigida por el politólogo Eduardo San José Requejo, que concluye un escenario de empate técnico, contempla una participación del 64,51% sobre un censo de 118.377 electores en la capital de la Plana, además de un grado de confianza del 95,45% y un margen de error máximo del 4,09%. Estas estimaciones están basadas en un modelo propio teniendo en cuenta la intención directa de voto declarado en la encuesta, simpatía política y resultados en otros procesos electorales.


Noticias relacionadas

next