Hoy es 22 de junio y se habla de

La maquinaria cerámica percibe unos primeros brotes verdes tras caer un 24 % sus ventas en 2023

26/04/2024 - 

CASTELLÓ. La crisis en el azulejo impactó de lleno en 2023 en el sector de la maquinaria cerámica, cuyas ventas descendieron un 24 % tras crecer en 2022. Estas dificultades han continuado en un primer trimestre de 2024 "nefasto", según ha indicado la Asociación de Fabricantes de Maquinaria y Bienes de Equipo para la Industria Cerámica (Asebec).  Sin embargo, parece que la caída ha tocado fondo, según resalta el sector, que subraya que en abril se ha percibido una cierta reactivación empujada por una mejoría en la cerámica y que podría continuar hasta el verano.

La patronal ha realizado este jueves la presentación de sus resultados de 2023, en la que también ha expuesto sus previsiones y principales reivindicaciones, con la presencia de la junta elegida el pasado mes de enero;  con el presidente, José Miquel; el vicepresidente, Rubén Gómez, los vocales Víctor Salvador y Pedro Toledo y el secretario general, Juanjo Martínez.

Por debajo de los 385 millones en ventas

De acuerdo con el balance, en 2023 la maquinaria cerámica sufrió los efectos de los problemas que arrastran desde finales de 2021 los productores azulejeros. En 2022 soportó todavía el envite (de hecho creció gracias a la exportación) pero en el ejercicio pasado su facturación cayó en picado. Sus ganancias se redujeron a nivel global un 24 %, pasando de 503 millones a 384.  Desde 2016 no registraba unas cifras similares.

El desplome se debió sobre todo a la bajada de las ventas en el mercado nacional, que registró una merma de un 35 %, de 338,7 a 218,4 millones. La exportación aumentó un 0,9 % (de 164 a 165 millones) pero este alza no fue suficiente para compensar la caída local, ya que la maquinaria tiene una importante ligazón con la industria nacional, que representa más de un 60 % de sus ventas.

La destrucción de empleo, pese a que se ha producido, ha sido menor y no ha seguido un ritmo de despidos similar al azulejo, con una disminución de personal de un 7 %, bajando de 1.737 a 1.656 personas. Cabe decir que en 2021 y 2022 la cincuentena empresas de maquinaria integradas en Asebec aumentaron sus plantillas. En 2020 había 1.602 trabajadores, con lo que los números de 2023 siguen estando por encima de los de antes de la crisis. 

Reactivación y necesidad de más exportación

Asebec ha expuesto que el primer trimestre de 2024 ha sido muy negativo pero que desde abril se ha notado un viraje de tendencia. "Febrero y marzo han sido horribles", ha explicado José Miquel, que ha resaltado que sus empresas han notado desde el actual mes una cierta recuperación. Además, Toledo ha remarcado que los productores cerámicos les han trasladado que marzo ha sido su mejor mes desde 2019 y, en este sentido, Salvador ha subrayado que esta inercia positiva podría extenderse en la maquinaria hasta agosto. A partir de ese mes no se puede hacer una previsión por la "incertidumbre internacional existente", han añadido todos en la presentación. 

A la vista de los resultados. Asebec ha reiterado la necesidad de seguir fomentando la exportación, que considera "fundamental" para el futuro de esta industria. Ahora mismo, representa menos de un 40 % del total de la facturación. 

Dos años sin noticias de Argelia

Entre otras problemáticas, Asebec ha lamentado la falta de noticias sobre la reapertura comercial con Argelia, un mercado importante para la maquinaria y fritas y esmaltes y que desde marzo de 2022 encuentra cerrado por el apoyo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez al plan de Marruecos para el Sáhara Occidental.

La organización empresarial critica que nadie del Ejecutivo central les dé una explicación del por qué no pueden vender allí, un mercado que podía alcanzar los 80 millones de euros anuales en ventas. 

Reclama liderazgo en la descarbonización

La maquinaria cerámica también reivindica tener más peso en el proceso de descarbonización en el clúster cerámico y que se le otorgue más apoyo y protagonismo para investigar la tecnología necesaria para conseguir la energía renovable y los sistemas de distribución que requiere el azulejo. 

La patronal del azulejo de Ascer ha pedido a Bruselas más flexibilidad en la aplicación de la transición energética y que se prolongue el plazo que prevé un primer hito en 2030 al no existir todavía los recursos tecnológicos para sustituir las fuentes energéticas. Para Asebec, la maquinaria es un sector capital que por sus condiciones puede ayudar en esta transformación verde

Noticias relacionadas

next