X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CRISIS INTERNA DEL PARTIDO EN CASTELLÓ

Cs, al borde del colapso: afines de Merino llevarán a Julià a los tribunales y València se desentiende

24/04/2019 - 

CASTELLÓ.  Ciudadanos de Castellón está inmerso en la enésima crisis que ha vivido el partido desde que irrumpió en las instituciones en 2015. La candidatura frustrada de Jesús Merino para las municipales de mayo ha ahondado la brecha abierta en la formación naranja, cuya líder provincial, Sandra Julià, se expone ahora a varias querellas por vetar la lista del candidato e imponer una propia encabezada por Alejandro Marín Buck

Al menos tres candidatos del equipo de Merino amagan con llevar el asunto a los juzgados, según confirman desde su entorno y lo hacen el mismo día en el que Toni Cantó instaba a ser generosos y buscar acuerdos. Éstos alegan posibles delitos de coacciones y contra la ley electoral al impedir el registro de la candidatura este lunes, cuando vencía el plazo legal. Merino, por su parte, descarta hacer lo propio: "Yo, personalmente, ni impugno ni recurro. He vuelto a mi trabajo y que el partido decida lo que quiera", ha señalado en declaraciones a este diario el neurocirujano que se postulaba a la alcaldía de Castelló.

Desde hace meses, la configuración de la lista municipal ha hecho aflorar las luchas intestinas entre las corrientes del partido, que han postulado a distintos alcaldables. Julià y el coordinador local, Félix del Pozo, querían a Marín Buck al frente del proyecto electoral, pero las direcciones autonómica y nacional apostaban por Merino, quien intentó sin éxito negociar una lista conjunta.

Este lunes, la frágil estabilidad del partido saltó por los aires, cuando Julià vetó la lista del alcaldable, que contaba con Marilú García, José María Perales, María Griñó y Sandra García en los primeros puestos. En su lugar, la dirigente provincial inscribió otra candidatura con Marín Buck al frente, seguido de Paula Archelós, Vicente Vidal, Esteban Ventura y Mari Cielo Leiros.

Desde el entorno de Merino consideran que lo ocurrido contraviene no solo las normas del partido, sino también la ley, y van a presentar batalla en los tribunales. Mientras tanto, la formación a nivel autonómico se lava las manos, pese a que Toni Cantó bendijo la candidatura ahora malograda. 

"Tenemos la mejor lista en Castellón para salir a ganar", señalan fuentes del comité autonómico, que consideran "normal" las discrepancias en la elaboración de las candidaturas. En este sentido, destacan que Ciudadanos cuenta "con personas con mucho talento" y siempre intentan hacer "las mejores listas".

Por otra parte, las mismas fuentes señalan que el partido "está en un gran momento" y centrado "en conseguir que Toni Cantó y Albert Rivera sean presidentes", un objetivo en el que piensan centrar sus esfuerzos de aquí al 28 de abril.

La dirección autonómica intenta así sofocar el incendio provocado en Castellón, una provincia desmandada a nivel orgánico que València nunca ha logrado llevar al redil y que ha alcanzado nuevas cotas de tensión interna entre las diferentes familias con unas elecciones a la vuelta de la esquina y unos pronósticos demoscópicos poco halagüeños.

Noticias relacionadas

next