Hoy es 13 de julio

15 años desde que el centro abrió en Culla

Espai Nivi Collblanc, la galería de arte que ha sabido buscar su sitio fuera de la ciudad

Foto: ANTONIO PRADAS
15/03/2023 - 

CASTELLÓ. Reconoce Mariano Poyatos que la decisión de abrir una galería de arte en plena naturaleza vino motivada por su salud. Al ceramista le recomendaron buscar trabajo en un lugar de clima seco y acabó instalándose en la vaguada de Collblanc, muy cerca del municipio de Culla. Fue, así, escapando de la ciudad que terminó por alzar un espacio multidisciplinar junto a varios amigos- entre ellos Rafael Galindo, Pepe Beas o Vicente Flor- en este entorno rural. Un proyecto que, pese a su distanciamiento con los principales núcleos culturales, pronto depararía en algo más. Espai Nivi Collblanc lleva abierta nada menos que 15 años, habiendo acogido a no pocos artistas y público. 

Su apuesta por la naturaleza viva, también en exposiciones, ha generado el interés de creadores tanto nacionales como internacionales, pero además, ha participado Collblanc en varias ferias de arte como Art Bassel (Suiza); Sculto (Logroño); Marte (Castelló) y Art Madrid (Madrid). Un deseo por empaparse de nuevas disciplinas que le ha llevado a crear su propia identidad desde el interior de Castellón. Con todo, Espai Nivi ha visto reforzado su equipo con la reciente incorporación de Alejandro Mañas García, quien se encarga de llevar toda la parte artística. En el caso de su 15 aniversario, ha abierto la temporada Juan Falcón y su interpretación de la "infoxicación" que vivimos. 

I. Alzar una galería en Culla

-¿Cuál es la clave para que un proyecto como Espai Nivi perdure tanto tiempo?
-Mariano: Trabajar. Es de lo único que sé. Empecé a creer en este proyecto desconociendo mucho, casi todo prácticamente. Tenía una referencia que era la Galería Cànem. Me gustaba mucho su obra, había artistas que me parecían maravillosos. Pero luego me fui alejando, porque no era el modelo que yo quería seguir. Yo quería estar con los artistas. Y así fue como, de una forma u otra, a base de muchos errores, empecé a canalizar contactos y relaciones con artistas fantásticos y ello me permitió crecer. Empezamos a crear un espacio, a crear nuestra propia colección.

-Alejandro: La parte humana es lo que ha hecho grande también el espacio. Desde 2008 que se inauguró, se plantó esa semillita que ha crecido como un árbol que ahora se comparte con todos. No es una galería al uso, donde entras, ves las obras y te vas. Te abren la puerta de su casa y lo importante allí es el contacto, que el conocimiento pase de una persona a otra. Esto ha sido una parte fundamental. 

-Si echa la vista atrás, ¿cambiaría algo?
-Mariano: Cambiaría yo. En el sentido de haber sido, quizás, más ambicioso y más materialista y no haber estado tan entroncado dentro de lo que es el ritmo poético de la galería y la admiración que siento por todos los artistas que creyeron en este proyecto. Eso cambiaría, pero no disfrutaría tanto. En ese caso, prefiero seguir como estoy ahora, ya con un aprendizaje mucho más centrado en el arte contemporáneo del siglo XXI, sin desechar para nada el resto del arte. 

II. Impacto en su entorno

-¿Cuál es el principal público de Espai Nivi? 
-Mariano: Hay un momento que Castellón y su provincia sienten curiosidad por saber qué es lo que he hecho y me llegan comentarios del tipo "se lo ha hecho porque es un esnob, porque puede hacerlo". Claro, eso es importante, que puedas llevar a cabo una idea. Esta curiosidad hizo que el público poco a poco viniera dispuesto a disfrutar. Ahora vienen personas expresamente de Barcelona, Alicante, Murcia, Tarragona o Madrid, para ver cuáles son las exposiciones que en ese momento hay físicas. 

-En este sentido, ¿qué impacto tiene la galería en su entorno?
-Mariano: Antes de iniciar la galería ya hacíamos otro tipo de actividades como son los encuentros. Gracias a que tenía relación y contacto con infinidad de artistas relacionados con el mundo de la cerámica, creamos unos encuentros internacionales en Culla de la mano de Silvia Tena. Hubo un apoyo de Diputación que lo vio viable y esto hizo que el nombre de Culla apareciera en todo el mundo, porque venían seis de los ceramistas más importantes que había en ese momento y hoy siguen siéndolo, exceptuando uno que ha fallecido. 

Pero además, los cócteles que hacemos en la galería son todos de productos de kilómetro cero. No bajamos a comprar a la superficie. Por otra parte, impulsamos las residencias en locales también del entorno propio.

-Alejandro: La galería ha sido una pieza fundamental para acercar el arte contemporáneo al mundo rural. Además, ha hecho que sus visitantes puedan admirar las poblaciones de alrededor como Culla y Els Ibarsos. Es una de las medallas que tiene la galería. Se han realizado, también, diferentes talleres artísticos en los colegios, porque la parte didáctica tiene mucho peso. A parte, el año pasado empezamos una serie de conferencias sobre arte contemporáneo, donde invitamos a Irene Ballester, Marisol Salanova o José Luis Pérez Pont (director del Consorci de Museus). Y este año repetiremos.

-¿Cómo afectó la pandemia al proyecto? Teniendo en cuenta que hubo durante un tiempo limitaciones para viajar.
-Mariano: Seguimos haciendo las exposiciones habituales. Cierto es que con mucha protección, como correspondía al momento. Y la presencia siempre iba arreglada precisamente por visitas concertadas. 

Foto: ANTONIO PRADAS 

III. Las ferias vs la ayuda institucional

-Espai Nivi ha participado en la feria madrileña Justmad y forma parte de Abierto València. ¿En qué medida ayudan estas citas a impulsar el espacio? 
-Mariano: Las ferias son importantísimas. Concentran prensa, coleccionismo, amantes del arte y sociedad. Una sociedad que, en vez de ir a cualquier otro sitio, va a una feria a pasearse. Las ferias generan una curiosidad que permite que el arte esté vivo en provincias como Castellón. Determinan de una forma u otra su presencia y expande su marca y sobre todo sus firmas. En la provincia de Castellón te puedo decir los coleccionistas que hay. No hay apenas. Hay a quienes les gusta mucho el arte, pero no hay coleccionistas potentes. Entonces, son muy necesarias.

-Las instituciones han incluido en sus programas cada vez más acciones para estimular la vida cultural en el mundo rural, pero, ¿son suficientes? 
-Mariano: El interior de Castellón posiblemente sea uno de los territorios más hermosos que hay. Cuando digo hermoso, la palabra es un poco romántica, pero sí, es así, es hermosísimo, es de un valor increíble. Todo el histórico cultural y arquitectónico que tiene. Y sobre esto te puedo decir que la institución no está a la altura.

Hubo un momento en el que tuvimos apoyo institucional, porque había una persona muy concreta que era José Luis Porcar, del Instituto de Investigaciones Cerámicas, que me conoce y sabe que me gusta y entiendo de cerámica lo bastante como para saber lo que estoy haciendo. Entonces, tuvimos una ayuda. Pero luego uno se independiza. Yo soy muy independiente y, de hecho, quería que el espacio fuese totalmente independiente con respecto a instituciones, amigos y enemigos. También, he de decirte que actuar de esa forma genera errores. Errores que se fueron corrigiendo, pero fueron graves. Mayormente por la oferta. No todo el arte contemporáneo es válido. Te puede gustar más o menos, pero no todo está dentro de una línea de aceptación ni todo se puede transmitir a los espectadores. 

-Alejandro: La diputada nos dijo que vendrían a vernos y que nos ofrecían ayuda, porque estamos activando culturalmente la zona, pero todavía estamos esperando a que venga.

IV. El arte que define Collblanc

-Mónica Jóver, Alejandro Mañas o Pepe Beas son solo algunos de los artistas que forman parte de la familia de Espai Nivi. ¿Qué tienen en común todos estos creadores?
-Alejandro: Desde 2020 lo que hacemos es realizar cuatro exposiciones anuales, y dentro de esas cuatro, buscamos la paridad, porque es muy importante dar la oportunidad a todos por igual. Además, siempre va a haber artistas emergentes y otros consolidados como Juan Falcón, que lleva una trayectoria bastante larga y ha ganado premios muy importante, o Ángel Garraza, a quien tuvimos el año pasado. Y artistas internacionales, como Juan Ricardo Mejía, que vino desde Colombia. Con todo, siempre buscamos la calidad y unir lo consolidado con los nuevos pensamientos que se están generando dentro del arte contemporáneo. De igual modo, las exposiciones tienen que tener algún vínculo con la naturaleza o con la cerámica, a fin de no olvidar los orígenes del espacio. Todos esos diálogos se abordan desde la contemporaneidad. Son diálogos actuales.

Por otra parte, también hemos hecho intercambios con diferentes galeristas. No solo españolas, también de Eslovaquia o Colombia. De aquí que viniera Mario Vélez, uno de los artistas más importantes de Latinoamérica, o Ricardo Mejía, también un importante arquitecto de Latinoamérica. 

-¿Alguna cuenta pendiente?
-Mariano: Siempre las hay. No solo en este trabajo, sino en cualquiera. Es muy cómodo quedarse quieto y que hagan las cosas los demás. En este caso, nosotros somos inquietos, lo bastante inquietos para no conformarnos. Alejandro tiene unos conocimientos, Beas ha tenido otros y yo digamos que en este caso me siento un explotador. Un explotador porque veo que sus discursos son realmente fantásticos y fascinantes y que se han de aprovechar.

-Alejandro: Seguimos trabajando en el reto de la despoblación rural, que nos parece muy importante y hay que trabajarlo desde el arte contemporáneo. Por eso la galería está ahí. Espai Nivi siempre está en continuo trabajo. Incluso viene gente a tocar. Se hacen conciertos para acompañar las inauguraciones. E hicimos un certamen de cine que contó, entre otros, con Iván Fernández de Córdoba, ganador del Premio Berlanga y seleccionado por los Goya. Posiblemente sigamos con el proyecto, tenemos espacio suficiente para poder hacerlo. Además, estamos en conversación con la Universidad Politécnica de València para crear una simbiosis de conocimientos y ayudar a los alumnos que salen al mundo laboral. 

-Mariano: En Castellón no sabemos por qué hay una especie de silencio sobre nuestro trabajo. Cuesta mucho más mostrarte y mira que no tenemos pocos proyectos. Para el 15 aniversario tenemos varias cosas muy interesantes. 

Noticias relacionadas

next