X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la 13ª edición tiene como cabeza de cartel a becky g

FEN, la fiesta que quiere su hueco entre los grandes festivales

27/06/2019 - 

CASTELLÓ. Quizá a muchos no les suene a primera oída el nombre del FEN Festival. Pero si les digo que es la fiesta de cierre de temporada de Namala (o Touché, como se llama ahora), seguro que sí les suena. Al menos, así les debe parecer a quienes vivan a pocos kilómetros de Vila-real. Hace 13 años que el FEN se celebra con el propósito de despedir la mítica sala de música hasta su regreso en otoño. La fiesta muta por entonces a los chiringuitos de playa o a muchas discotecas cercanas a la costa. Consecuentemente, para hacer más dulce su apagón durante los meses estivales, los dueños del local preparan una programación con 12 horas ininterrumpidas de conciertos. 

Sin embargo, este fue el germen que acompañó al festival durante una década. Ahora sus impulsores, Pascual Arrufat y Pascual Tomás, quieren que la cita adquiera una personalidad propia, "no adherida a la discoteca". Que se teja "de Vila-real, al món". Una ambición a la que camina sin duda su 13 edición. Y es que el FEN, caracterizado por seguir un eje de actuación verdaderamente local, llevará hasta el municipio castellonense a Becky G, una de las cantantes estadounidenses más en boga en la actualidad. "Si ves el cartel de la artista, verás que actúa en las grandes capitales. De aquí se irá a Ibiza. Hemos dado un paso muy importante para que cada vez sea más internacional. Aunque sabemos que esto conlleva más responsabilidad, porque pasas a abarcar mucho más público", explica Arrufat.

De hecho, el FEN pasa de ser la fiesta de cierre de una discoteca a esperar la llegada de más de 3.000 personas. Un aumento notable de público que, desde la organización, esperan que repercuta positivamente en Vila-real, activando mucho más el comercio. Igualmente, este incremento de cifras también habla de orgullo. Del de una ciudad que no ha tenido nunca antes un festival de tales características. Mientras otras localidades como Burriana (Arenal Sound) o Benicàssim (FIB) sí llevan años dentro del circuito. "A partir del mes que viene casi todo el mundo se va a la playa. Por eso, necesitábamos tener una actividad como esta a principios de verano en Vila-real", señala Arrufat. 

El FEN Festival también ha ido perfilando el estilo de su cartel. Si bien en sus inicios se decantaba únicamente por la electrónica, ahora el abanico se extiende hasta la denominada como 'música urbana', donde tienen cabida otros géneros como el reggeaton, el rap, el trap, el indie o el techno. Con ello, además de Becky G, el próximo 29 de junio actuarán en su fiesta Rels B, Alex Martini, Hektor Mass, Sara de Araújo, Lara Taylor, Adry Bass, Font y Elias Posh. "Indudablemente hemos crecido poco a poco y sin darnos cuenta. Aunque este año fue a Touché Kevin Roldan. Así que no podíamos quedarnos atrás". 

Este paso hacia adelante coloca a Vila-real dentro de la red de festivales de la Comunitat ValencianaEn efecto, el festival se incluye por primera vez dentro de la marca Mediterranean Musix, promovida por la Agencia Valenciana de Turismo. Un hecho que les dota, desde entonces, de una mayor promoción y de posibles ayudas económicas. "El año pasado quedamos fuera de las posibles subvenciones, pero este año sí optamos. Además, hemos estado ya integrados en el plan de Fitur. Sabíamos que esta era una marca a la que queríamos pertenecer porque te permite darte a conocer más allá de tu zona de acción. Esto posibilita que accedan al cartel artistas de renombre y que al final se le da más caché al FEN". Igualmente, la cita es promovida también por la marca de la ciudad. 

¿Es posible un Arenal Sound en Vila-real?

No se construye en un solo día Roma. La gran mayoría de los macrofestivales que tiene actualmente España, beben de muchos años de inexperiencia, de no contar con apenas cabezas de cartel y de albergar un público muchísimo menor. Por eso, no tiene porque ser disparatado preguntarse si es posible que dentro de unos años Vila-real tenga una cita semejante al Arenal Sound, en cuanto al tipo de música y de público. Son notables las diferencias que hay ahora entre una cita y otra. Sí. Solo hace falta echar un ojo a su duración, que pasa de los seis días en el caso del festival de Burriana, a las 12 horas en el caso de Vila-real. No obstante, la buena acogida de este año puede servir (o no) como punto de inflexión para replantearse el futuro del FEN. 

"Es difícil tener un Arenal Sound en Vila-real. Somos mucho más modestos y nos gusta que, aunque el festival adquiera una personalidad propia, siga siendo el fin de temporada de la discoteca", admite el gerente. Aun así, según explica a Castellón Plaza han habido conversaciones para plantear un festival de al menos dos días de duración y con una zona de acampada de "más calibre". "Ampliar las instalaciones -ubicadas en el parking de enfrente de la discoteca- siempre han estado ahí. Que lo hagamos dependerá del resultado de esta edición. Pero, sino seguiremos con el formato que tenemos en la actualidad. De todas formas hay que pensarlo mucho porque no es fácil atraer a mucho público para que resulte rentable organizar este tipo de citas", añade Arrufat. Y es que el escenario, como es lógico, se desmonta y monta cada año. Habiendo detrás un "esfuerzo agotador". 

Sea como sea, el FEN Festival -con una entrada que oscila entre los 27 y 36 euros- se ha preparado para acoger a más gente de lo habitual, creando packs de entrada más alojamiento y organizando más de diez líneas de bus que conectan con diez poblaciones de los alrededores. Igualmente, su director asegura que el compromiso con el medio ambiente se formalizará con el uso de materiales reutilizables y reciclables.

 

Noticias relacionadas

next